Un momento durante la reunión celebrada jueves en la sede de la asociación de vecinos
Un momento durante la reunión celebrada jueves en la sede de la asociación de vecinos - La Voz
VECINOS

El alcalde pasa la pelota a la Junta en el conflicto de Loreto

El Ayuntamiento estudiará la posible viabilidad de todos los proyectos presentados por las comunidades para la instalación de ascensores

CÁDIZActualizado:

El conflicto entre los vecinos de Loreto por la instalación de ascensores en más de una veintena de fincas sigue enquistado aunque los afectados van recibiendo poco a poco más información, por parte de las administraciones, para aclarar posibles malentendidos. En la tarde del jueves fue el alcalde de la ciudad, José María González, quien abordó el asunto en una asamblea celebrada en la asociación de vecinos.

González quiso dejar claro que el papel del Ayuntamiento es el de conceder la licencia de obra atendiendo única y exclusivamente al Código Técnico de Edificación y la normativa de accesibilidad. Desde el equipo de Gobierno afirman que la elaboración del proyecto corresponde a la empresa adjudicataria, «ajena completamente a esta Administración local, que ha sido y es elegida por parte de las comunidades de vecinos». Así, aclaran que «es la Junta de Andalucía la que tiene la potestad de conceder las subvenciones que han solicitado los vecinos para la mejora de la accesibilidad de los bloques en los que viven» en base a los proyectos que deberán ser acordados previamente en cada comunidad. Es por este motivo, por el que el alcalde espera que «del mismo modo que hemos hecho desde el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía conceda una reunión a los vecinos que mantengan sus reparos a este proceso».

El técnico municipal Cayetano Torres, aseguró que desde la Oficina de Urbanismo se estudiará la posible viabilidad de todos los proyectos presentados por cada comunidad y se otorgará la licencia de obras, o no, «en función de la legalidad de los mismos». Desde el Gobierno local han recalcado que «se daba por entendido» que las licencias de obras solicitadas por las comunidades de vecinos contaban con el acuerdo previo en las mismas. De otro lado, a finales del pasado mes de julio el delegado territorial de Vivienda de la Junta en Cádiz, Federico Fernández, mantuvo un encuentro con representantes de la Federación 5 de Abril, en el que señaló que las obras para la instalación de los ascensores se enmarcan en «un procedimiento en el que las comunidades de propietarios son soberanas y que, a tenor de la documentación de los expedientes, ha cumplido de forma escrupulosa los criterios de la convocatoria».

Aún quedan escollos por salvar ya que la plataforma de afectados, encabezada por Juan de Dios Delgado, insiste en la ejecución de un proyecto para instalar un ascensor más pequeño en el hueco de la escalera para no tener que ocupar parte de algunos lavaderos y terrazas. Un proyecto que no aconseja Urbanismo al considerar que «no soluciona la accesibilidad para sillas de ruedas y reduce notablemente el hueco de escaleras en evacuación descendente».