SUCESOS

La Policía investiga a una mujer con enfermedad mental y «fijación» por los niños

El director de San Felipe Neri alertó ayer a los agentes de su presencia en actitud «sospechosa» en los alrededores del centro

Instante en que la Policía habla con la mujer
Instante en que la Policía habla con la mujer

El nerviosismo de numerosos padres se ha extendido en las inmediaciones del colegio San Felipe Neri de Cádiz cuando han detectado la presencia de una mujer con un comportamiento sospechoso. El 091 ha recibido una llamada y los agentes se han desplazado hasta la Avenida de Andalucía donde ha sido localizada esta mujer que suele estar por la zona del colegio y que padece una enfermedad mental. La persona se encontraba sentada en uno de los bancos que hay delante del centro y su actitud ha creado cierto temor. Según los testigos también el miércoles se encontraba por la misma vía y suele pasar a menudo por el colegio.

Los agentes, tras identificarla, se han entrevistado con ella para esclarecer el motivo por el que se encontraba en las inmediaciones de San Felipe Neri y tras verificar que no había ninguna denuncia interpuesta contra ella y no existir indicios de una actuación delictiva, han abandonado el lugar y ya en la Comisaría Provincial se han abierto diligencias para investigar los hechos y dar cuenta a la Autoridad Judicial. Esta persona presenta un problema mental por lo que es habitual que por la calle realice gestos extraños y hable sola.

El colegio ya ha tomado medidas según ha explicado el director del centro Ignacio Membrillera. «La reconocí por las fotos que ya circulaban ayer en las redes sociales. Es una persona que tiene un trastorno mental y pasa a menudo por esta zona de la Avenida no sé si porque vive por aquí cerca. Hemos avisado a la Policía por prevención para que no pase nada, para que la identificaran». Membrillera ha indicado que existe bastante nerviosismo entre los padres, sobre todo de los más pequeños. «Los padres están muy nervisos, lo de las redes sociales se ha extendido rápido y se han dicho cosas que no es verdad porque ni ha entrado ni ha cogido a nadie. La señora está por aquí y merodea el colegio y hemos avisado a la Policía». El director ha pasado la foto de esta persona al portero y a las responsables de Infantil y Primaria para que estén atentos y que no suceda nada e igualmente la Policía ya está pendiente.

En 2014, otro momento de confusión

La Policía ha confirmado a este periódico que se trata de la misma mujer que fue retenida en octubre de 2014 a las puertas de un centro comercial de Cádiz después de que intentara coger a un bebé con el que no tenía ninguna relación y que se encontraba en el carrito junto a su madre. Entonces los agentes tras recabar información sobre lo sucedido comenzaron a tener sospechas de que esta persona podría sufrir algún tipo de trastorno mental. Fue por eso que solicitaron una ambulancia medicalizada para evaluar su estado, ante los indicios de que pudiera tener mermadas sus facultades mentales. La mujer fue evaluada por los servicios sanitarios y trasladada posteriormente a la Unidad de Salud Mental del Hospital de Puerto Real. De la misma forma, la Policía aclaró que «no se trata de un intento de secuestro», sino más bien un impulso de esta mujer que parece tener fijación por los niños pequeños sin ánimo de hacerles daño.

Como ocurrió en 2014, hasta el momento no se ha presentado ninguna denuncia en la Comisaría Provincial sobre los supuestos intentos de secuestro por parte de esta mujer. La Policía investiga también la alarma creada a través de las redes sociales porque insiste en que lo más importante es que los supuestos intentos de secuestros no se difundan por Whatsapp sino que las personas que se sientan afectadas denuncien en Comisaría.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios