ACCIDENTE

Un camión con 23.000 litros de aceite de girasol vuelca en la A 392 en Medina

La lluvia dificultan las tareas de eliminación de la balsa de aceite

Un camión con 23.000 litros de aceite de girasol vuelca en la A 392 en Medina

Un camión cargado con 23 mil litros de aceite de girasol volcó sobre las siete y cuarto de la mañana de ayer en la rotonda situada en la CA-390 cuando circulaba en dirección a Chiclana y más concretamente en el kilometro 19 de esta carretera situada muy cerca del lugar conocido por “El Machorro” en el término municipal asidonense muy próxima a la antigua carretera que unía Jerez con el ventorrillo “El Carbón” (utilizado en la actualidad por muchos deportistas para correr, pasear y otros deportes y por la cual también siguen circulando vehículos a pesar de su mal estado de conservación). El lugar donde se produjo el siniestro y donde no hubo víctimas está situado escasamente a pocos metros (prácticamente casi en el casco urbano) de una de las entradas al municipio de Medina Sidonia.

Los hechos ocurrieron cuando el conductor del vehículo se disponía a tomar la rotonda al parecer por el agua caída durante todo el día de ayer, con tan mala suerte que la carga que llevaba que suele ser balanceante de una parte a otra de la cuba hizo que cayera de costado sobre la vía derramando el aceite por una buena parte de la calzada.

A pesar de lo aparatoso vuelvo no hubo que lamentar daños personales y al conductor se le efectuó la correspondiente prueba de alcoholemia o consumo de alguna sustancia estupefaciente con resultados negativos.

Inmediatamente conductores que circulaban por esta vía dieron aviso al 112 que a su vez activó el protocolo necesario en estos casos. Los primeros en llegar fueron la patrulla de servicio de la Policía local asidonense que en un primer instante y para evitar males mayores o deslizamientos de vehículos procedieron a desviar el tráfico rodado.

Más tarde se unieron a este dispositivo otra patrulla de la Guardia Civil y funcionarios del parque local de bomberos que entre otras cosas acordonaron la balsa de aceite que se había producido por el derramamiento con tierra para que el líquido altamente resbaloso se extendieran en mayor parte por el resto de la calzada.

Finalmente los operarios de mantenimientos de carretera se encargaron de dejar en perfectas condiciones la vía para que los vehículos pudieran circular sin ningún tipo de problemas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios