MENTIDERO

Fútbol y flamenco, de la mano en los toros

Ni el excesivo calor ni el potente levante lastraron las ganas de los aficionados de disfrutar de una tarde de toros

Actualizado:

Ni el excesivo calor ni el potente levante lastraron las ganas de los aficionados de disfrutar de una tarde de toros. La Plaza Real, aun no registrando las entradas de días anteriores, se engalanaba tanto por dentro como por fuera para el cartel conformado por Finito de Córdoba, López Simón y José Garrido.

Desde bien temprano, aficionados y curiosos se iban agolpando frente a la Puerta Grande del coso portuense para distinguir, entre la multitud, a las caras conocidas que nunca quieren perderse el deleite de una tarde de toros en El Puerto de Santa María.

Con discreción pero sin pasar desapercibido, sobre todo entre los aficionados madridistas, llegó el vicepresidente del Real Madrid, Eduardo Fernández de Blas. El “mano derecha” de Florentino Pérez compartió tarde de toros, entre otros, con el presidente de la Peña Madridista Portuense, Bernardo García, o reconocidos madridistas como el restaurador Manolo Obregón, propietario de la conocida Bodega Obregón, Carlos González o Fernando Tormo.

Muchas miradas, y muchas fotografías, se llevó el cantante nazareno Manuel Lombo, cuya llegada no pasó desapercibida, siendo reclamado por multitud de aficionados, en su mayoría jóvenes, para inmortalizar el encuentro con una fotografía.

La presencia de Juan Serrano “Finito de Córdoba” atrajo a muchos aficionados de la ciudad de los califas, pero también a muchos buenos aficionados y taurinos como los toreros José Luis Galloso o José Manuel Berciano, o el exrejoneador Álvaro Domecq Romero junto a la gran aficionada Ana María Bohórquez Escribano.

El fuerte viento de levante se dejaba notar y, sin duda, lastró la asistencia de aficionados a la Plaza Real de El Puerto, que ya comenzaba a hervir para el gran evento de esta tarde con el mano a mano entre Morante de la Puebla y Julián López “El Juli”.