Cádiz Provincia - El Puerto

La Audiencia estudia si vuelve a enviar a prisión a Arantza Zulueta

Salió el pasado 25 de febrero de la prisión Puerto III de Cádiz bajo el pago de una fianza de 20.000 euros

Arantza Zulueta
Arantza Zulueta

La Audiencia Nacional estudiará en una vista si envía de nuevo a prisión a Arantza Zulueta por una de las causas que tiene abiertas en la que el fiscal pide para ella 19 años de cárcel al considerarla una de las responsables del llamado frente jurídico de ETA, Halboka, desarticulado en 2010.

No se trata de la causa en la que está acusada de integrar el órgano de ETA KT/Koordinazioa taldea -un frente de cárceles- y por la que salió el pasado 25 de febrero de la prisión Puerto (III) de Cádiz bajo el pago de una fianza de 20.000 euros, sino de otra abierta desde 2010.

A raíz de su salida de la cárcel, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) solicitó una vista de medidas cautelares por esta primera causa en la que se estudiará mañana si Zulueta debe ingresar en prisión provisional por los delitos de integración en organización terrorista y de depósito de armas y explosivos.

De hecho, precisamente una de las razones por las que la Sección Tercera de la Audiencia Nacional le impuso la fianza fue para que pudiese preparar su defensa en este primer proceso judicial "de modo óptimo".

La operación se remonta a 2010, cuando fue detenida, y fue el año pasado cuando la Fiscalía pidió 19 años para ella por formar parte de Halboka, que supuestamente también integraba el senador de Amaiur Iñaki Goioaga, cuya causa tramita el Supremo.

Prisión de Puerto (III)
Prisión de Puerto (III)

Según el escrito de acusación, Zulueta, alías Martxel, Marxel y Bixer, pasó en 2006 a ser la máxima dirigente del colectivo de abogados de ETA con una "comunicación permanente" con la dirección de la banda terrorista.

De este modo, pasó a participar en actos relativos al cobro del llamado impuesto revolucionario o de fijación de objetivos, como cuando ETA le pidió que redactara un informe sobre la seguridad de la sede de la Audiencia Nacional con la intención de colocar un artefacto explosivo.

Además, en el momento de su detención se le intervino en su bolso un documento informático con informaciones sobre el rey Juan Carlos y fotografías del yate Fortuna, así como con datos de vehículos de potenciales objetivos, uno de ellos relacionado con la exdirigente del PP en San Sebastián María San Gil.

En el registro de su despacho fue hallado un una memoria USB escondida detrás de un cuadro que contenía información de la ubicación de varios zulos de ETA, de lo que se deduce que tenía a su disposición armas y explosivos de la banda terrorista.

Junto con Zulueta, uno de los principales acusados es el abogado Jon Enparantza, que se enfrenta a una petición de 12 años de prisión por pertenencia a ETA y 13 años de inhabilitación.

La labor de Halboka (acrónimo en euskera de "Rompiendo las Paredes, Pronto los Luchadores a la Calle") era por tanto la de fomentar la sujeción y sumisión de los presos a la banda terrorista, controlándoles mediante visitas, de forma que conocían el estado de ánimo y se lo hacían llegar a la dirección, así como las circulares de ETA a los presos y los boletines internos de los presos a la dirección.

Toda la actualidad en portada

comentarios