Pesquerías de Chiclana está interesada por calar en la almadraba en Sancti Petri

La concesión se adjudicó en el año 2005 pero la moratoria para la recuperación del atún y la bajada de la cuota en 2006 impidieron que dicho calado pudiese hacerse efectivo

CádizActualizado:

Pesquerías de Chiclana SL ha mostrado al alcalde de Chiclana, José María Román, su interés por seguir optando a calar la almadraba de Sancti Petri. Así lo han manifestado los responsables de la empresa, Diego Crespo y Álvaro Ramírez, en un encuentro en el que también han estado presentes el delegado municipal de Fomento, Adrián Sánchez, y la directora gerente de la Organización de Productores Pesqueros de Almadrabas, Marta Crespo.

Hay que recordar que dicha concesión se adjudicó en el año 2005, pero la moratoria para la recuperación del atún y la bajada de la cuota en 2006 impidieron que dicho calado pudiese hacerse efectivo. «Desde entonces el atún se ha recuperado y ahora la OPP reclama un incremento de la cuota, que se conseguirá, por lo que el calado podría ser una realidad», ha explicado el alcalde Chiclana, que ha especificado que las noticias tanto por parte de Pesquerías de Chiclana como de la OPP «son magníficas para la ciudad y maravillosas para Sancti Petri, coincidiendo con la tramitación del Plan Especial del poblado que estamos haciendo».

En este sentido, José María Román ha explicado que será el espacio de la antigua chanca el que ocuparía esta almadraba, tratándose de una parcela de 2.000 metros cuadrados, incluyéndose también la playa de anclas y con una ampliación del muelle. «Estamos siendo previsores, porque queremos que el Plan Especial y la almadraba sean compatibles en el futuro del poblado», ha destacado el alcalde, incidiendo en que en la seña de identidad de Sancti Petri, que es la almadraba, no podía desaparecer.

Además, el regidor ha señalado que la puesta en marcha de la almadraba es muy importante en términos históricos; en términos económicos, por la actividad económica que puede generar con la creación de empleos directos; en términos de etnografía, por el modelo turístico que tiene la ciudad, reforzando así el papel de pesca ancestral con un calado de almadraba, «que dará un plus más a la calidad de vida y el modelo turístico que tenemos, confluyendo así varios elementos y todos positivos, como son el empleo, el desarrollo del poblado, el turismo, la economía y el cariño que supondrá para mucho ver que se puede volver a calar la almadraba. Por ello, se trata de una muy buena noticia y de muy buen trabajo el que se ha venido realizando para que la almadraba pueda ser una realidad».

Por su parte, Diego Crespo ha anunciado que la intención de Pesquerías de Chiclana es calar la almadraba de Sancti Petri. «El plan de recuperación del atún en 2006 hizo que este proyecto se quedara en suspenso, pero seguimos con las mismas ganas de retomarlo, una vez que se constate la recuperación del atún, y poner ya en marcha este proyecto para poder calar la almadraba», ha destacado el responsable de Pesquerías de Chiclana, que también ha explicado que para ello «debe estar dotada de la cuota para poder pescar».

En este sentido, Marta Crespo ha explicado que la entidad que preside es la interlocutora entre el sector y la administración, destacando que en la OPP 51 está integrada las almadrabas de Zahara de los Atunes, Conil y Tarifa. «La problemática de la asociación de almadrabas comenzó cuando el ICCAT estableció un plan de recuperación del atún, ya que las almadrabas estuvieron a punto de desaparecer por la escasez del recurso. Fuimos los propios almadraberos los que dimos la voz de alarma y gracias a ello el atún está totalmente recuperado. Ahora mismo hay una abundancia brutal del recurso en todas y cada una de las almadrabas de la costa de Cádiz», ha explicado.

Además, ha recordado que en 2008, el Ministerio emitió una orden de reparto de la cuota a nivel nacional, en la que se incluían las pesquerías, el arte de cerco, las almadrabas, el cebo vivo, el palangre de superficie… “Nosotros impugnamos aquella orden, porque no estábamos de acuerdo con la cuota que se nos asignó, porque a las almadrabas de la provincia les pertenecía 1.580 toneladas y quedamos muy por debajo”, ha especificado, asegurando que “el plan de recuperación ha dado sus frutos y las previsiones de la ICCAT y de la Comisión Europea, es que para ese año se establezca que las toneladas pasen de 23.155 a 36.000 en 2020, subida que se hará de forma escalonada en los próximos años”.

Así pues, la cuota de atún rojo se verá incrementada y «la intención es mantener las pesquerías con las que ya contamos y, en función del aumento de la cuota, ir incorporando a nuevos agentes, entre los que se encuentran Pesquerías de Chiclana, puesto que, a través de su asesor jurídico, ya nos han mostrado su intención de entrar, ya que se quedaron a las puertas de hacerlo en 2006. Nuestro apoyo a esta iniciativa es absoluto y esperamos que la gestión y funcionamiento de esta almadraba empiece cuando antes», ha incidido Marta Crespo.