Jóvenes con un alijo mientras son enfocados por el helicóptero de la Agencia Tributaria
NARCOTRÁFICO

Vídeo: Decenas de porteadores alijan tabaco ilegal en La Línea

Jóvenes cargan sus motos de cajetillas y salen a la carrera a pesar de la presencia del helicóptero de Vigilancia Aduanera

CádizActualizado:

De nuevo otra imagen de la realidad ilegal que tanto daño está haciendo a La Línea. La lucha contra los alijos parece no tener fin. Mientras se dan cuentan de importantes operaciones policiales que intentan ponerle freno al delito como la reciente incautación de más de dos toneladas de hachís conocida este mismo jueves, la actividad de los traficantes no termina. Y además, está diversificada. Un ejemplo de esta lacra se ha podido ver hace unas horas, esta pasada madrugada en una playa de la localidad. Allí, en la zona de Poniente, se concentraron decenas de jóvenes que a bordo de sus ciclomotores hicieron la labor de porteadores de una o más embarcaciones que llegaron a la costa en torno a la una para desembarcar tabaco ilegal.

En las imágenes se ve como un helicóptero de la Agencia Tributaria les localiza y a pesar de que los tiene en su punto de mira, los jóvenes no tienen incoveniente en seguir con su tarea de alijar toda la mercancía posible en el menor tiempo. Se dio aviso a la Policía gibraltareña que pudo interceptar una de las gomas implicadas aunque no ha transcendido si hubo algún detenido. Precisamente el helicóptero que interviene en las imágenes venía de Sanlúcar, del Guadalquivir. Allí, Guardia Civil, Policía Nacional y Agencia Tributaria acababan de impedir otro alijo. Esta vez de hachís, interviniendo una tonelada y deteniendo a cuatro personas. Suma y sigue.

La labor continúa a pesar de la persistencia de estas bandas organizadas (collas) que no desisten en su empeño. Cada porteador carga su motocicleta con paquetes de tabaco ilegal y sale a la carrera contando además con la aceptación de algunos. «¡Tirarle piedras, tirarle piedras!», se escucha que grita alguien que les anima a quebrantar la ley y poner en evidente riesgo a ellos y a quien persigue la criminalidad.