Comedor de Terraza Carmona, en Vera
Comedor de Terraza Carmona, en Vera
ALMERÍA

Los mejores restaurantes de la Capital Española de la Gastronomía

El crítico gastronómico de ABC recorre Almería (capital y provincia) para elaborar una guía imprescindible

Actualizado:

Tal vez por su posición geográfica, Almería es una provincia olvidada. Y, sin embargo, tiene un enorme interés gastronómico, convertida en una reserva de la mejor materia prima. No sólo por sus magníficos tomates y otras muchas hortalizas de excepcional calidad. También porque las costas almerienses, menos explotadas que las del resto del Mediterráneo, albergan magníficos pescados y mariscos, algunos de los cuales apenas se encuentran fuera de esas aguas. Gallopedros, probablemente su pescado más representativo, quisquillas, cigalas… Mención especial para las gambas rojas de Garrucha, tan buenas o mejores que las más célebres de Denia o Palamós. Y para los galanes o loritos, esos delicados peces. Añadan a pescados y hortalizas los cabritos de La Alpujarra, quesos de calidad, vinos (en este terreno aún queda camino por recorrer) y excepcionales aceites de oliva, uno de los cuales, Oro del Desierto, está considerado el mejor del mundo.

Hay buenos restaurantes en Almería. Entre ellos tenemos tres favoritos: Terraza Carmona, en Vera; Escánez, en Garrucha, y Casa Joaquín, en la capital. Estos dos últimos, representantes de la mejor cocina de producto. El primero, un ejemplo de cómo actualizar el recetario tradicional apostando por la materia prima local y por la recuperación de técnicas populares como la cuajadera. En la carta de Terraza Carmona, desde un completo repertorio de excelentes mariscos como quisquillas a la sal, cigalas hervidas o gambas rojas a la plancha, hasta la revisión de recetas como los gurullos con conejo. Los gurullos son una pasta de harina que en esta provincia se emplean desde hace mucho tiempo y se combinan con distintos ingredientes, aunque lo más habitual es guisarlos con conejo. En cuanto a Escánez, en Garrucha, famosa por la calidad de sus pescados, y sobre todo de sus gambas rojas, es el sitio perfecto para darse un festín marino con producto recién llegado de la lonja vecina. Las citadas gambas, camarones, huevas de san pedro fritas, pulpo asado, langosta, peces lorito fritos enteros… También Casa Joaquín es un lugar perfecto para descubrir la riqueza de la costa almeriense. Podemos encontrar allí gamba roja de auténtico lujo, un calamar a la plancha tierno y sabroso o un gallopedro que se fríe entero.

Otro clásico de la capital es Casa Sevilla, con cocina tradicional, producto de calidad, buena bodega y amabilidad a raudales. Tomate raf, quisquillas del mar de Alborán o pámpano, un pescado local de gran tamaño con una carne muy fina y un punto de grasa, que empezó a cocinar el padre del actual propietario allá por los años 50, cuando nadie lo hacía. Y si quieren tapear, la barra de El Quinto Toro: remojón almeriense, pipirrana, ensaladilla o su especialidad, las papas a lo pobre con huevos fritos. Sin salir de Almería ciudad, Salmantice es un pequeño y coqueto restaurante especializado en carnes de Ávila aunque también ofrece algunos platos con guiños asiáticos. Interesante Tony García, en el hotel Avenida, un multiespacio que incluye un bar de tapas, un teppanyaki y un restaurante que mezcla tradición y creatividad.

Hay en la provincia dos restaurantes con estrella Michelin. Uno, Alejandro, está en Roquetas. Otro, La Costa, en El Ejido. El primero pertenece a Alejandro Sánchez, cocinero inquieto que pasa la mayor parte de su tiempo en los establecimientos que tiene en Hong-Kong y México por lo que de la cocina de esta casa se ocupa Yolanda García con la colaboración de los padres de Alejandro. Cocina moderna inspirada en el recetario popular con platos como las migas de la abuela con gambón rojo o el arroz meloso de sepia y alcaparras. Por su parte, La Costa aporta una versión actualizada de la cocina tradicional. José Álvarez logró la estrella hace ya doce años. Cuenta con tres espacios, la taberna, el comedor informal, y el restaurante gourmet. Las verduras de El Ejido y los productos marinos tienen protagonismo. Así lo vemos en platos como el milhojas de calabacín con foie o el carpaccio de gamba roja con pulpa de aceituna.

En Vera, además de Terraza Carmona se encuentra Juan Moreno, con una cocina moderna sustentada en la materia prima de la provincia. En las afueras de Huércal-Overa, en el hotel Rural, tapas interesantes en Los Sabores de Miguel. Y por último, en Agua Amarga está La Chumbera, un asador de carnes rojas que se sirven con guarniciones de productos de la comarca.