Aguas transparentes en Cala Tarida, Ibiza
Aguas transparentes en Cala Tarida, Ibiza

PLAYASDiez calas secretas de Ibiza que te descubrirán otra isla

En verano, Ibiza es el centro de la noche y la fiesta. Pero de día aún ofrece playas y calas poco conocidas en las que disfrutar del mar

Actualizado:12345678910
  1. Cala Xarraca

    Cala Xarraca
    Cala Xarraca - Bas Boerman/CC

    Ibiza es uno de los destinos más populares del verano en España y seguramente en Europa. Sus playas y calas bullen ya estos días llenas de amantes en busca de atardeceres, de fans de la música y la moda, de creyentes en la belleza, de famosos que se esconden en refugios que valen oro, de buscadores de otras caras de la isla y de turistas con ganas de mezclar descanso y fiesta.

    Esta vez vamos a mostrar diez de las calas menos conocidas de Ibiza. Entre ellas no hemos incluido algunas de las más populares, como Cala Conta, Las Salinas, Cala Benirrás (la playa «hippy» que le gusta a David Cameron) o Cala Bassa, destinos habitualmente llenos hasta la bandera durante muchos meses del año.

    Cala Xarraca, Es Canaret y S'Illot des Renclí

    Cala de S'Illot des Renclí
    Cala de S'Illot des Renclí- TURISMO DE IBIZA

    Cala Xarraca está al norte de Ibiza, y no es desde luego un lugar virgen. A veces puede resultar bulliciosa en los parámetros del norte de la isla, donde siempre hay menos gente. El agua adquiere diferentes tonalidades de color, entre azul y turquesa. Los «conocedores» suelen utilizarla como base de operaciones para descubrir otras calas cercanas, como Sa Cova de Xarraca (a cien metros), o S'Illot des Renclí. O también para ir a la hermosa bahía de Es Canaret, una cala de acceso difícil, con buenos fondos para bucear y que exige cruzar por una finca privada (hay un camino habilitado). Esta es una zona de Ibiza utilizada para fondear barcos.

  2. Cala Saladeta

    Cala Saladeta
    Cala Saladeta - TURISMO DE IBIZA

    Cala Salada (en Sant Antoni de Portmany, al oeste de la isla) no es el lugar más solitario del mundo. Hay que dejar el coche en el pinar (mejor ir temprano) o utilizar el autobús, caminar hasta la playa, y desde allí subir y bajar por un caminito entre las rocas hasta Cala Saladeta, la hermana pequeña. También se puede llegar a nado. Es un lugar más tranquilo, protegido del viento, perfecto para nadar entre peces, casi como si fuera un acuario. En el camino, en Santa Agnés de Corona, está Can Cosmi, un bar famoso por sus tortillas. En la cala, a medida que avanza la mañana, suelen pasar vendedores de bebida y ropa.

  3. Es Portitxol

    Vista de Es Portitxol
    Vista de Es Portitxol - PLAYAS Y CALAS DE IBIZA/FACEBOOK

    Es Portitxol es una de las calas más vírgenes de las que podemos encontrar en el norte de Ibiza. Hay que ir en coche hasta Sant Miquel, y tomar la carretera que va a Sant Mateu hasta la urbanización Isla Blanca. Cuando el asfalto se torna casi camino de tierra empieza una ruta a pie de unos treinta minutos. Desde arriba, las vistas del litoral norte de la isla ya compensan la excursión. Una vez en la cala, comprobaremos que es un lugar recóndito, con casetas de pescadores en la orilla. Ojo: es una cala de piedras, tanto dentro como fuera del agua. Perfecta, como en otros casos, para practicar esnórquel en aguas transparentes.

  4. Cala Mastella, Santa Eulalia

    El Bigote, en Cala Mastella
    El Bigote, en Cala Mastella - h.guendra

    Esta vez nos vamos al noreste de Ibiza, a unos cinco kilómetros de Sant Carles de Peralta, entre Punta d'en Ribes y Caló Roig. Como en el norte puro, es una zona bucólica y con menos turistas que en otras playas más masificadas. El fondo marino es rocoso, lo que implica agua clara para el esnórquel. Allí está El Bigotes (así conoce todo el mundo al dueño y fundador), un chiringuito de playa al borde del agua. En el menú, Bullit de Peix (nombre en catalán que podría traducirse como hervido de pescado), una de las especialidades tradicionales más sabrosas de Ibiza. Precio del menú: 22 euros.

  5. Cala Llentrisca, Es Cubells

    Cala Llentrisca
    Cala Llentrisca - TURISMO DE IBIZA
    Camino hacia Cala Llentrisca
    Camino hacia Cala Llentrisca- TURISMO DE IBIZA

    No hace mucho, The Guardian calificaba este lugar como la «joya escondida» más famosa de la isla. Puede parecer una contradicción, pero algo de eso hay. Mucha gente habla de Cala Llentrisca, pero no suele haber muchos bañistas en este rincón de la costa suroeste. Entre otras cosas, porque no resulta sencillo encontrarla. Se llega a pie (unos 700 metros) desde el punto donde termina la carretera asfaltada en la Urbanización Los Parques de Es Cubells. Es un camino que se dirige hacia el oeste por la cima del acantilado antes de descender a la playa. Allí no hay ningún tipo de servicio, por lo que conviene llevar bebida y algo de comida. Es un lugar magnífico para la observación de fondos marinos, aunque quizá no sea perfecto (piedras, posidonia) si lo que buscas en solo un baño.

  6. Cala Gracioneta, San Antonio

    Cala Gracioneta
    Cala Gracioneta - WHITE IBIZA

    En la costa oeste de Ibiza, al norte de Sant Antoni, nos esperan Cala Gració (más grande y familiar) y Cala Gracioneta, la hermana pequeña, popular por el color turquesa en sus aguas. Desde San Antonio hay que tomar la carretera hacia Santa Inés. A unos 2 km está el desvío a Cala Gració, a la izquierda. A nuestro destino (una pequeña mancha de arena rodeada de muchos árboles para protegerse del sol) se llega a pie por la costa, siguiendo la senda que arranca junto a las casetas varadero de Cala Gració. En la orilla hay un chiringuito, y el arenal es tan pequeño que con pocos bañistas da la sensación de lleno total.

  7. Cala Xuclar, Sant Joan de Labritja

    Cala Xuclar
    Cala Xuclar - stavros1

    A Cala Xuclà se llega por la C-733, que enlaza San Juan con Portinatx, en el noroeste de la isla. Está señalizada a la altura del kilómetros 26,5. Es esta una playa rústica, en verano concurrida, con poca arena y bastantes piedras para entrar en el agua. Hay un pequeño chiringuito en el que sirven pescados del día o verduras a la plancha. Es imprescindible reservar, y no es barato, como cabe suponer. La cala tiene unos 50 metros de largo por unos 25 de ancho.

  8. Cala de Agua Blanca

    Cala de Agua Blanca
    Cala de Agua Blanca - Karrierebibel.de

    La Cala de S'Aigua Blanca está situada en Santa Eulalia del Río, en la parte oriental de la isla. Es una cala nudista relativamente grande, perfecta para pasear, protegida por grandes acantilados, con aguas cristalinas e increíbles vistas a la isla de Tagomago. Hay una zona donde puedes aplicarte arcilla mezclada con agua (dicen que es un tonificante natural). En la carretera de San Carlos a Cala San Vicente, deberás girar a la derecha en el letrero de Aigües Blanques. Cerca de la playa hay un parking de pago, en lo alto del acantilado. Luego hay que bajar a la playa por un sendero empinado.

  9. Cala Tarida

    Cala Tarida
    Cala Tarida - HOTEL CLUB CALA TARIDA

    Hay una zona de acceso junto a una rotonda del Hotel Club Cala Tarida, cerca de Sant Josep de Sa Talaia. Es pequeña, de unos cincuenta metros, como muchas otras en Ibiza, con formaciones rocasas donde sentarse a apreciar la belleza del mar, los fondos transparentes de esta zona. En la primera línea está Can Yucas, un restaurante con precios razonables para la zona (entre 25 y 35 euros por persona). Frente a Cala Tarida (se divisa con nitidez desde el extremo derecho) está Es Pujolets, una cala con cabañas de pescadores y aguas tan tentadoras como en el Caribe.

  10. Cala de San Vicente

    Cala San Vicente
    Cala San Vicente - TURISMO DE IBIZA

    Esta cala, situada en el norte, cerca de San Carlos, es muy popular entre los ibicencos (de hecho, fue de las primeras zonas en desarrollar una infraestructura turística), pero a pesar de todo sigue fuera de los circuitos más masificados por la avalancha turística de los últimos años. Seguimos incluyéndola en esta lista por su entorno natural casi intacto y por su playa, una de las más grandes del norte de la isla. Hay hamacas, sombrillas, duchas, restaurantes, bares, tiendas, escuela de windsurf… Se llega por un desvío que sale de la carretera que va de San Juan a San Carlos. La carretera es serpenteante y no demasiado fácil, circunstancia que quizá ha facilitado su relativo aislamiento.