El Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de la Junta de Castilla y León restauró recientemente 18 piezas de la Biblioteca General Histórica, que se pueden ver en esta imagen - Vídeo: Uno de los secretos de la Universidad de Salamanca: el grafitero del siglo XIX

Diez secretos de la Universidad de Salamanca que quizá no conoces

Un recorrido por manuscritos, grafitis, esculturas o tesoros descubiertos en la Universidad de Salamanca, que este año celebra su VIII Centenario

SalamancaActualizado:

Manuscrito «Dioscórides»

El manuscrito “De materia médica”, popularmente conocido por el nombre de su autor, Pedanius Dioscórides fue la obra de botánica con mayor difusión durante la Edad Media y recoge amplios conocimientos de medicina, botánica y farmacología que perduran en el tiempo como ejes de la medicina tradicional. El ejemplar conservado en la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca (USAL) es una copia escrita en griego en algún momento del siglo XV en Italia.

Perteneció a la biblioteca del Colegio Mayor San Bartolomé, desde donde pasó a finales del siglo XVIII a la Biblioteca del Palacio Real y de allí a su lugar actual en 1954.  En 2006 fue objeto de una cuidada publicación en facsímil, así como de una edición web, «Dioscórides interactivo».

«Espedición 1853»

Inscripción descubierta en la Fachada Rica
Inscripción descubierta en la Fachada Rica- Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico

Nicomedes de Mendívil es el nombre de uno de los alumnos de tercer curso de la Escuela de Arquitectura de Madrid que en mayo de 1853 subió a la Fachada Rica de la Universidad de Salamanca, como parte de una excursión organizada por el arquitecto Francisco Jareño a la ciudad.

De su paso por la Portada dejaron huella en distintos puntos del retablo pétreo. Así en uno de los cuarteles del escudo central, y en el escudo de uno de los putti o querubines del friso superior puede leerse la inscripción «ESPEDICION DE 1853».

Códice «Armorial»

También la Biblioteca Histórica de la USAL custodia el códice «Armorial» de Steve Tamborino, que fue propiedad de Agustín de Torres, rey de Armas de los Reyes Católicos, y es considerado como la joya de los armoriales españoles del siglo XVI al recopilar multitud de escudos de armas de diferentes personas o linajes, fundamentalmente de la zona aragonesa.

Es uno de los  23 singulares manuscritos de los 2.815, que conforman la colección universitaria, que forma parte de la exposición «Scripta. Tesoros manuscritos de la Universidad de Salamanca» que hasta el próximo día 4 de junio se exhibe en la Biblioteca Nacional de España en el marco del VIII Centenario de la USAL.

Mano de don Miguel de Unamuno

Documentos personales en la casa Museo de Miguel de Unamuno en Salamanca
Documentos personales en la casa Museo de Miguel de Unamuno en Salamanca - DAVID ARRANZ

De estilo realista y realizada en 1907, la Casa Museo Unamuno custodia una reproducción de la mano y antebrazo derecho en escayola del que fuera rector de la USAL del escultor B. Folia.

De 10 por 33 por 15 centímetros está protegida por una urna en cuyo exterior está colocada una plaquita de latón dorado en la que aparecen los datos de la obra.

Premio Príncipe de Asturias

En el Rectorado se conserva una de las piezas más interesantes del patrimonio artístico de la Universidad que, realizada por Joan Miró, hace referencia a uno de los galardones más valiosos del mundo cultural, los premios «Príncipe de Asturias» concedido a la USAL en 1986 en la categoría de Cooperación Iberoamericana.

Sobre un pedestal de madera se alza una figura de hierro compuesta de dos planos inclinados. Se completa con una luna en cuarto y un sol, ambos dorados, dos de los elementos más característicos del mundo mironiano.

'Maniquí anatómico para prácticas de vendajes', obra de Mateo de Vangorl
'Maniquí anatómico para prácticas de vendajes', obra de Mateo de Vangorl

Maniquí anatómico para prácticas de vendajes

Se trata de una pieza singular de madera, posiblemente única, en la museística científica y excepcional dentro del panorama de la escultura renacentista española dominada en un porcentaje muy elevado por la temática religiosa.

Está en el Museo de la Universidad desde 1990 y es obra de un desconocido Mateo de Vangorla que cobró por ella 27 ducados. Fue tallada en 1570 por encargo de la propia Universidad a petición del primer catedrático de Cirugía que tuvo Salamanca, el licenciado Andrés Alcázar.

Universidad de Salamanca
Universidad de Salamanca- @usal

San Andrés

Es una escultura de Alonso Berruguete, de estilo renacentista, 97 centímetros y fechada en 1529-1531. Está en la capilla del Colegio Mayor Fonseca y representa a San Andrés que sujeta con sus manos una gran cruz aspada que vuela suspendida fuera de la hornacina.

Algún investigador ha puesto en duda la autoría de Alonso Berruguete en el sereno rostro de la imagen, al comprobarse durante la restauración de 1970 que la talla presentaba el rostro separado del resto de la cabeza.

Arca de caudales

Arca de caudales de invención alemana realizada en hierro, a base de paredes y tapa de gruesa chapa reforzada con bandas de hierro. Llama la atención su mecanismo de cierre de alta seguridad que se cobijaba bajo su tapa y no en el frente del arca

De estilo renacentista, autor anónimo y de finales del siglo XVI, se encuentra en el Museo de la Universidad y sus dimensiones son 54 por 110 y por 57 centímetros.

Los tesoros que alberga la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca amparan cada año innumerables investigaciones y curiosas consultas que, en ocasiones, se topan con el rastro de la censura en sus diferentes formas: desde sutiles y artesanas tachaduras cubiertas con papel y pegamento hasta toscos arrancamientos de páginas, que ahora son descubiertos en algunas de las visitas organizadas con motivo del Octavo Centenario de la institución académica
Los tesoros que alberga la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca amparan cada año innumerables investigaciones y curiosas consultas que, en ocasiones, se topan con el rastro de la censura en sus diferentes formas: desde sutiles y artesanas tachaduras cubiertas con papel y pegamento hasta toscos arrancamientos de páginas, que ahora son descubiertos en algunas de las visitas organizadas con motivo del Octavo Centenario de la institución académica - EFE/J.M.García

Globo terráqueo

Está realizado en papel y yeso y descansa en una cuna de madera formada por una cazoleta circular para la brújula en la que se reseñan los meses y los signos zodiacales. Realizado en Londres en 1757 por Johan Senex y Benjamín Hardon, presenta, rodeada de motivos florales y angelotes, la misma leyenda en latín y en inglés.

La traducción dice «Globo terráqueo de todas partes y regiones exploradas, según las últimas observaciones astronómicas de navegación e inventarios fidedignos». Se encuentra en la Biblioteca General.

Casulla

Casulla compuesta en tejido de lampas colorado y sedas de colores que data en el último cuarto del siglo XVIII y considerada salida de la Real Fábrica de Sedas de Talavera de la Reina.

La decoración que presenta estuvo muy de moda en época de Carlos IV y recibe el nombre de estilo pompeyano. La pieza está adornada con galón de oro de pasamanería que mantiene la clásica división de la casulla en tres bandas verticales.