Imagen de la Nintendo Switch Lite
Imagen de la Nintendo Switch Lite - Nintendo

¿Merece la pena comprar la nueva Nintendo Switch Lite?

La nueva videoconsola de la casa de Kioto será más manejable y económica, pero perderá muchos de los atributos que han enamorado a los usuarios de la versión híbrida

Actualizado:

Si Nintendo se ha caracterizado por algo, al menos desde el lanzamiento de la Wii en el año 2006, ha sido por la capacidad de ofrecer videoconsolas únicas. Con unas características diferentes que resultan muy difíciles de emular. El culmen de ese proceso fue la híbrida de la firma de Kioto: Nintendo Switch. Desde su lanzamiento en 2017, esta consola, que ha alcanzado unas cifras de venta nada desdeñables (33 millones de unidades en todo el mundo), ha sido surtida con un catálogo de indudable calidad y variedad. Algo que la ha convertido en una buena opción no solo para los usuarios de toda la vida, sino también para los más pequeños. Para aquellos que están empezando a engancharse al mundo de los videojuegos.

Ahora Nintendo confirma una revisión de su videoconsola, una noticia con la que ya se llevaba especulando bastante tiempo. La nueva Nintendo Swith Lite, que llegará a las tiendas de todo el mundo el próximo 20 de septiembre con un precio de 199 euros, promete ser más manejable que su predecesora; ahora bien, no es oro todo lo que reluce. El sistema perderá algunas de las grandes virtudes de la Switch original (que ronda los 300 euros de precio), como la posibilidad de conectarla a la pantalla del televisor.

No cabe duda de que el hecho de poder jugar con tu videoconsola en cualquier sitio, ya sea tirado el cama de tu cuarto o en el coche mientras viajas, supone una de las características más apreciadas por los amantes de la híbrida de Nintendo. Sin embargo, el no contar con la posibilidad de emplearla como sobremesa puede echar un poco para atrás al jugador. Principalmente, porque puede limitar mucho el disfrute de algunos títulos o, al menos, el sacarles todo el jugo. Y es que no es lo mismo jugar a « Zelda: Breath of the Wild», « Super Smash Bros. Ultimate» o « Super Mario Odyssey» en la pantalla de un televisor que en la de la propia consola.

La Switch Lite tampoco permitirá remover los Joy-con, por lo que en el caso de que se quiera jugar a títulos con el modo sobremesa será necesario adquirir unos por separado. También, evidentemente, se tendrá que añadir a la cesta de la compra un cargador externo que nos permite emplearlos.

Restricciones

Sin embargo, lo que más puede preocupar al consumidor son las limitaciones que puedan existir en los juegos que vayan saliendo al mercado y se intenten jugar con la Lite. Nintendo ya ha avisado de que es posible que algunos títulos no tengan el mismo contenido en la híbrida (en donde estaría completo) que en la portátil, donde podría haber restricciones. Lo que sí ha reconocido ya la empresa de Kioto es que « Nintendo Labo» no será compatible con el nuevo dispósitivo.

Cabe recordar que algunos videojuegos de Nintendo Switch ya cuentan con ciertas restricciones respecto a las versiones de la competencia. Ese el caso, por ejemplo, del « NBA 2k19» o del «Wolfenstein II. The New Colossus», dos títulos que obligan al jugador a estar conectado a internet con la opción de descargas automáticas activada.

En lo que sí que mejora, según parece, Lite a la Switch original es en la duración de su batería. Según Nintendo, esta mejorará entre un 20% y un 30% debido a la eficiencia de la nueva tecnología que se ha empleado en su desarrollo. Esto hará que, posiblemente, la autonomía de la portátil supere las seis horas con las que cuenta la híbrida.