Ye y Xue se encontraban en la Plaza del 4 de Mayo en Qingdao el mismo día y hora del lejano año 2000, 11 años antes de conocerse
Ye y Xue se encontraban en la Plaza del 4 de Mayo en Qingdao el mismo día y hora del lejano año 2000, 11 años antes de conocerse - WEIBO

El insólito descubrimiento de un matrimonio chino: aparecen en la misma foto, 11 años antes de conocerse

Ye y su esposa Xue descubrieron, al revisar fotos de un antiguo álbum familiar, que ambos habían visitado la Plaza del 4 de mayo de Qingdao el día y hora en el año 2000

MadridActualizado:

El destino es caprichoso y el mundo está lleno de casualidades. Probablemente es la conclusión a la que llegaron la pareja de chinos formada por Ye y Xue, orgullosos padres de dos gemelos y comenzaron su historia de amor en 2011. Lo que no sabían es que sus caminos se cruzaron en el año 2000, aunque ninguno fue consciente de ello, según cuentan medios como «China Daily» o «Channel NewsAsia».

En concreto, la pista clave se la dio un antigua foto colocada en un álbum familiar: La imagen muestra a Xue en la Plaza del 4 de Mayo en la ciudad de Qingdao, coronada por la enorme escultura de una peonza. Mientras, a un extremo de la fotografía, podía verse a un joven posando para otra imagen. Curiosamente se trataba de Ye. «La escuché mencionar alguna vez, que había estado antes en Qingdao, igual que yo, y que también se había fotografiado en la Plaza 4 de mayo. Pero aún no nos conocíamos», ha apuntado Ye a Sina News.

Preguntado sobre su reacción, ha comentado que cuando al verse en la foto fue toda una sorpresa: «Se me puso la piel de gallina al ver que ese cuerpo era el mío, que era mi pose para las fotos. Precisamente ese día también tomé una imagen, en idéntica postura a la Xue pero el ángulo era diferente», ha añadido Ye.

Pero, ¿cómo llegaron ambos al mismo lugar, idéntico día y hora? Pues, en el caso de Xue, con el propósito de pasar unos días libres junto a su madre operada tres meses antes. Ye, por su parte, participaba en un viaje de grupo al acudió en el lugar de su madre aquejada de una apendicitis.

Ahora, Ye tiene planeado volver a Qingdao y hacerse la foto en su Plaza del 4 de Mayo junto a toda su familia: «Para nosotros es la ciudad más especial. Cuando las niñas sean más mayores, iremos a Qingdao y nos haremos la foto otra vez», ha comentado a medios locales este ciudadano chino cuya historia se ha hecho viral en las redes sociales.