Carlos Lobato delante de la exposición que sus alumnos han organizado en torno a la serie «Juego de Tronos»
Carlos Lobato delante de la exposición que sus alumnos han organizado en torno a la serie «Juego de Tronos» - C. G.
Arahal

Un profesor consigue que sus alumnos expliquen de forma científica los secretos de «Juego de Tronos»

Todo el trabajo realizado por los estudiantes del IES La Campiña forma parte de una muestra que recorrerá varias ciudades de España

ArahalActualizado:

Durante todo el curso, Carlos Lobato, un profesor de Arahal, ha motivado a sus alumnos para que estudien la serie «Juego de Tronos» desde la Ciencia y ahora han organizado una exposición que viajará por distintos puntos de España en la que explican cómo es posible que un dragón exhale fuego, que el fuego sea verde o que haya animales en pantalla aparentemente inventados, pero que han evolucionado desde sus especies ancestrales.

Obviamente, es imposible que ese fuego ideado por George R.R. Martin fuese de color verde, como también lo es que se maneje en el agua con soltura, pero nada es imposible cuando se busca su significado en el mundo de la Ciencia. Esto lo han tenido muy en cuenta en el IES La Campiña, donde este docente planteó a su alumnado el pasado septiembre estudiar la serie desde un punto de vista científico.

El resultado ha sido tan espectacular que los ocho murales que explican los siete reinos, los huevos de los dragones y el impresionante trono de hierro han sido la sensación de la Feria de la Ciencia de Sevilla, donde han dejado «boquiabiertos y emocionados» a todos los que han visto el trabajo en vivo.

Tal es así que ahora se los reclaman desde otros puntos de España para formar parte de exposiciones sobre la exitosa serie. «Más de dos mil personas se han sentado en el trono que ha servido de reclamo para ver el resto de los murales», explica el profesor.

Todo tiene una base, la gamnificación, una técnica de aprendizaje que traslada la mecánica de los juegos al ámbito educativo-profesional con el fin de conseguir mejores resultados, ya sea para absorber mejor algunos conocimientos, alguna habilidad, o bien recompensar acciones concretas, entre otros muchos objetivos.

Todo el guión de la serie tiene una explicación científica o histórica. «Hemos buscado la biología presente en la serie, sobre todo la de los dragones, que de existir serían reptiles, con el vuelo basado en el de las aves y las escamas de los cocodrilos», explica. Este profesor de Biología no sólo consigue que sus alumnos estén más pendientes de las clases gracias a su desbordante imaginación, sino que participar activamente en trabajos como estos suman en la nota de los alumnos.

Detalle de tres huevos de los dragones
Detalle de tres huevos de los dragones - ABC

«Se les ofrece a los alumnos participar, se les explica que pueden subir nota trabajando de forma activa y si no quieren esa parte de la asignatura no se puntúa», señala, aunque en realidad la mayoría de los alumnos de Carlos Lobato se apuntan a los «bombardeos» que él propone, a sabiendas de que no sólo les subirá la nota si son disciplinados, sino que participarán en un proyecto que formará parte de la historia de su centro.

No obstante, aunque se trata de que la Ciencia explique algunos de los secretos de la serie, el cuidado del medio ambiente va unido sin remedio a la asignatura, «porque aquí nada se tira, todo se aprovecha». Y por eso el trono de hierro se ha fabricado con una silla de plástico a la que se han añadido «espadas» que tienen la base, entre otras cosas, de los tubos de cartón donde llegaron las luces led instaladas recientemente en el centro.

Pero como la ciencia no tiene límites para este profesor inquieto, en este trabajo de meses el alumnado ha elaborado un mural sobre cómo sería geográficamente el escenario donde se desarrolla la acción de los Siete Reinos; cómo se elaborarían los venenos usados por los malvados de la pantalla para esquivar a los enemigos o cómo es posible que haya lobos del tamaño que aparecen en la serie.

Hasta finales de esta semana, los impresionantes murales que han sido el objeto final del curso están expuestos en la entrada principal del centro educativo de Arahal.