Los ancianos son colectivos dependientes
Los ancianos son colectivos dependientes - ABC
Cuenta con 65,7 millones de euros

El plan de cohesión provincial pone el foco en los dependientes de Sevilla

La Diputación destina un 25% más de fondos y refuerza la plantilla con 25 trabajadores

SevillaActualizado:

El Plan de Cohesión Social e Igualdad de la Diputación de Sevilla para el año próximo incorpora un refuerzo de la plantilla dedicada a su ejecución con la contratación de 25 trabajadores sociales que se especializarán en la aplicación de la renta mínima de inserción social.

Para aplicar esta renta mínima, la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales financia a la Diputación con 312.170 euros para contratar a esos 25 trabajadores sociales de refuerzo.

Es lo más destacado en el plan provincial que presentó ayer el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, junto con la «espectacular subida que tienen los fondos de la atención a la dependencia en el plan», ya que los fondos destinados a este apartado suben el 24,78%, pasando de 23 a 28,7 millones de euros.

En lo que se refiere a estructura para la puesta en marcha de este plan, para 2019 se refuerzan los recursos destinados a Servicios Sociales y Dependencia, consolidando así la red de servicios sociales comunitarios y manteniendo las plantillas básicas en 89 municipios menores de 20.000 habitantes y 2 entidades locales autónomas. En total, son 446 profesionales los que trabajan en la red básica en toda la provincia y 3.606 los profesionales del servicio de ayuda a domicilio que atienden a los dependientes.

El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, presentó ayer las líneas que regirán el Plan de Cohesión Social e Igualdad para 2019. El plan cuenta con una financiación de 65,7 millones de euros, de los que 35,06 millones de euros (53,34%) corresponden a la Junta de Andalucía; los ayuntamientos asumen 6,1 millones de euros (9,43%); el Ministerio lo dota con 511.737 euros (0,78%); y la corporación provincial aporta los 23,9 millones de euros (36,45%) restantes.

Por programas, los servicios sociales comunitarios cuentan con 49,5 millones (88,32%); los servicios sociales especializados dispondrán de 5,3 millones de euros (9,46%); y por último, para hacer efectiva la igualdad de género se dispondrá de 1,2 millones de euros (2,22%).

En lo que concierne al empleo, Villalobos recalcó ayer que el Plan de Cohesión Social «genera empleo, como lo corrobora el hecho de que contamos con unos recursos humanos que ascienden a 4.154 profesionales entre técnicos superiores, trabajadores sociales, graduados sociales, educadores, personal administrativo, mediadores y profesionales del servicio de ayuda a domicilio». Además, a esos 4.154 profesionales se añaden otras 4.200 contrataciones de media anual, que se generan mediante el Plan de Urgencia Municipal, para familias en riesgo de exclusión. «Se trata, por tanto, de un plan que genera más de 8.000 empleos, concretamente, 8.354», resumió Villalobos.

En cuanto a las personas beneficiarias, el Plan de Cohesión Social e Igualdad atiende a un área poblacional de 170.000 personas, donde destacan los bloques de usuarios de los servicios sociales comunitarios, con 144.213 personas, y otras 7.459 personas usuarias del servicio de ayuda a domicilio, con 1.032 nuevas incorporaciones.

En cuanto a los beneficiarios del plan, en el apartado dedicado a ayudas económicas para infancia y familia se beneficiarán 2.383 personas. En el apartado de mediación comunitaria, ese servicio se presta en 86 municipios y 1 entidad local. En 2018 se han atendido 304 demandas, que implican a 722 personas y con 285 casos cerrados, de los que el 63,15% han sido con acuerdo. También se atiende a la diversidad con este plan, a los inmigrantes, a la inclusión sociolaboral de jóvenes con discapacidad intelectual y al desarrollo gitano.