La alcaldesa de Palomares del Río, Ana Isabel Jiménez, el día que fue investida tras una moción de censura
La alcaldesa de Palomares del Río, Ana Isabel Jiménez, el día que fue investida tras una moción de censura - J. M. Serrano
Palomares del Río

La alcaldesa de Palomares dice que la implantación del Bachillerato «se tenía que haber solicitado antes»

La socialista Ana Isabel Jiménez niega que ella no se ha opuesto nunca a esta medida, tal y como recordaron los padres

Palomares del RíoActualizado:

Tras el revuelo suscitado por las declaraciones de una representante de los padres de alumnos del instituto Palomares recogidas ayer por este periódico en las que se afirmaba que «la alcaldesa no quiere que se implante el Bachillerato» en este centro, fue la propia regidora palomareña, Ana Isabel Jiménez, la que negó la mayor.

En declaraciones a ABC, la alcaldesa socialista dejó en todo momento claro que ella «nunca he dicho esa frase y no sé a cuento de qué me la atribuyen a mí. Cómo no voy a querer que el pueblo mejore con esta implantación», se quejó.

Ana Isabel Jiménez recordó, asimismo, que en el día de ayer mantuvo una reunión con los padres de este instituto para aclarar no sólo este asunto sino además comentar la ampliación de Secundaria en el mismo centro.

«Estuve reunido con los padres y les trasladé la conversación que tuve nada más llegar a la Alcaldía —en enero de 2018 tras desbancar al PP con el apoyo d ela oposición— con la delegada de Educación y que no es otra que en Palomares era urgente ampliar la Secundaria y que la solicitud de implantar el Bachillerato en el instituto Palomares no se había solicitado no por el nuevo equipo de gobierno, sino por el anterior, puesto que cuando nosotros llegamos a la Alcaldía, el curso escolar ya había comenzado».

Reuniones con la Junta

Además, Jiménez recordó que hasta en cinco ocasiones se ha reunido con la Junta desde el pasado mes de enero para buscar una solución para este centro educativo. «Lo que no puedo es comentar todas las reuniones que tengo, pero si me solicitan información no tengo ningún reparo en darla», añadió.

La polémica quizá estribe, como señaló la alcaldesa, en que «la delegación de Educación se mostró algo hermética y optó por no ampliar la Secundaria cuando en otros centros cercanos las aulas no están completas».

Hay que recordar que los alumnos de Palomares tienen que desplazarse hasta la vecina localidad de Mairena del Aljarafe, de la que dista unos tres kilómetros, para cursar los dos años de Bachillerato.

Los padres reclamaron que «el instituto se encuentra colapsado. El centro estaba pensado para albergar un máximo de 360 alumnos y actualmente hay un centenar más», algo que la alcaldesa defendió por «una cuestión demográfica».