El gobierno municipal anuncia que a partir de ahora podrá aumentar el volumen de inversiones
El gobierno municipal anuncia que a partir de ahora podrá aumentar el volumen de inversiones - ABC

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra sale del Plan de Ajuste que estaba vigente desde 2012

Logra un remanente de tesorería positivo de más de 8 millones de euros que se destinará a amortizar préstamos

Alcalá de GuadaíraActualizado:

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra sale del Plan de Ajuste vigente desde 2012 al lograr un remanente positivo de tesorería de 8.690.505 euros en la liquidación de las cuentas municipales de 2018. La alcaldesa de la localidad, Ana Isabel Jiménez, considera que con este dato se abre una nueva etapa en la administración local que permitirá un mayor volumen de inversiones.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento ha aprobado este viernes la liquidación del presupuesto correspondiente al ejercicio 2018 que, de acuerdo con lo que establece la legislación de Hacienda Local, ha sido formulada por Intervención municipal como órgano responsable de la contabilidad pública.

El resultado es que el remanente de tesorería se sitúa en más de ocho millones y medio de euros , lo que significa que después de haber hecho frente a todos los pagos, dispone de ese saldo para destinarlo a nuevo gastos. Tal y como señala el informe de Intervención y de acuerdo con la legislación aplicable, el Ayuntamiento debe destinar este excedente a reducir su nivel de endeudamiento.

Debido a que el remanente de tesorería es superior a la deuda que queda pendiente a amortizar correspondiente al Plan de Pago a Proveedores, actualmente inferior a 8 millones de euros, el Ayuntamiento podrá amortizar de forma anticipada estos préstamos y salir del Plan de Ajuste, al que obligó el Ministerio de Hacienda hace siete años a cambio de hacerse cargo de la deuda contraída con proveedores.

Según el gobierno local esto significa que el Ayuntamiento «recuperará su autonomía financiera y podrá destinar los próximos excedentes presupuestarios a realizar inversiones financieramente sostenibles». Entre las prioridades para esas inversiones citan nuevas infraestructuras urbanas, espacios públicos, mejoras en los centros educativos de titularidad municipal, nuevas instalaciones deportivas, a vías de comunicación y medios de transporte. La previsión en los próximos ejercicios es que el Ayuntamiento siga arrojando remanentes positivos de tesorería con los que se puedan financiar nuevas inversiones, añaden desde el gobierno local

De la liquidación del ejercicio 2018 también cabe destacar un comportamiento positivo de los ingresos con un aumento del 4 por ciento, especialmente destacado es el aumento de los ingresos derivados de tasas, «como consecuencia de la implantación de nuevas actividades en el término municipal y de la mejora de la economía local», explican desde el Ayuntamiento. La recaudación de tasas ha pasado de 10.578.351 euros en 2017 a 11.907.271 euros en 2018, así este capítulo de los ingresos ha aumentado un 12,6 por ciento.

En cuanto a los gastos, aumentan los del capítulo de personal y los que hacen frente a inversiones. Frente a un nivel inversiones que se situó en 2017 en 2.450.016 euros, en 2018 se ha cerrado el ejercicio con una inversión de 4.182.762 euros. La diferencia entre ingresos y gastos computables, en términos de capacidad de financiación, arroja un superávit de 15.474.143 euros, «cumpliendo de forma holgada el objetivo de estabilidad presupuestaria, de acuerdo con lo establecido en el informe de la Intervención».

En la liquidación también se destaca la evolución positiva de la deuda, que ha pasado de 70 millones en el cierre de 2015 a 33 millones en el cierre de 2018. El incremento del gasto computable en regla de gasto, ha superado en 2018 la tasa de crecimiento marcada por el Ministerio de Hacienda. El gobierno local sitúa como causa de este incremento que ha tenido que afrontar pagos importantes como la indemnización del gimnasio Sato.