La guarderái que acogerá a los estudiantes de ESO
La guarderái que acogerá a los estudiantes de ESO - ABC

Alcalá de GuadaíraAlumnos de la ESO, obligados a dar clase en una guardería por falta de espacio

El centro de educación infantil, que no había sido inaugurado, ha tenido que ser adaptado para su nueva función

Alcalá de GuadaíraActualizado:

La situación de saturación que sufren los institutos de Alcalá hará que el próximo curso 90 alumnos de Secundaria reciban clase en una guardería, «El Madroño». Es la solución adoptada por el Ayuntamiento y la Junta ante el retraso de la construcción de un nuevo instituto que se comprometió a ejecutar la administración autonómica.

La situación de la educación en Alcalá evidencia una grave falta de planificación. Hay institutos que están al doble de su capacidad, en varios se han habilitado todos los espacios disponibles para dar clase, incluso unos aseos en el caso del IES Albero. El Ayuntamiento ha cedido un solar para su construcción y la Junta llegó a comprometerse a que estaría construida al menos una parte que se pudiera usar como aulario para el curso 2018-2019. Pero la realidad es que las obras no han comenzado y que en los presupuestos de este año sólo figuraban partidas para el proyecto, pero no para las obras.

Mientras desde hace años en el barrio de Rabesa hay una guardería pública construida y cerrada, según la propia administración por falta de demanda de niños ya que los estudios de la delegación provincial de Educación indican que actualmente no es necesario, ya que la demanda para plazas de infantil en la localidad está cubierta.

Esta guardería ha pasado ahora a convertirse en centro de Secundaria. Pero la adaptación, ahora concluida, ha supuesto una inversión de 37.326 euros, que se suman a los 736.000 euros que costó la construcción original.

Ahora, sin llegar a usar el edificio original, se han demolido paredes divisorias para obtener aulas más grandes, se han creado nuevos aseos masculinos y femeninos. Ha sido necesario instalar celosías de aluminio, cambiar las luminarias y levantar muros perimetrales para dar mayor seguridad al inmueble.

Este espacio educativo estará adscrito al IES Alguadaíra, constará de tres unidades para un total de 90 alumnos, de los que 80 vienen del colegio Los Cercadillos y el resto de otros centros.

El edificio dispondrá de aulas, dos espacios de recreo, área administrativa y zonas comunes. Por su parte, la delegación Provincial de Educación de la Junta se ha comprometido a dotar de material el edificio para el inicio de las clases en septiembre.