Imagen del multimillonario fallecido junto a su hijo Alexander
Imagen del multimillonario fallecido junto a su hijo Alexander - Facebook

La extraña muerte de un multimillonario airea los secretos familiares

El magnate fue –supuestamente– hallado por su hijo con una correa de perro atada al cuello

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

William «Bill» Bishop era uno de los millonarios más destacados de Estados Unidos. Un año después de su fallecimiento, el caso de su muerte sigue resonando y su hijo Alexander continúa focalizando las miradas de todos.

Bishop fue hallado inconsciente en su casa en 2018. Alexander Bishop, que por entonces tenía 16 años, fue el encargado de avisar a Emergencias, ya que era el único que estaba esos días junto a su padre en la casa de un millón de dólares que tenían en Carolina del Norte. En su llamada al 911, el joven alertó de que su padre se encontraba sentado en una silla de cuero situada en el teatro de la casa con una correa de perro enrollada al cuello –y el perro atado a ella–.

«Creo que está muerto», dijo Alexander a los servicios de emergencia, tal y como relata People. «Su cara está amoratada y su corazón no late», añadió. No obstante, el millonario no había fallecido. Lo hizo tres días después en el Duke Hospital.

Inmediatamente después de su muerte, las sospechas se empezaron a focalizar sobre Alexander. Un paramédico que fue a atender a Bishop aseguró que el hijo había dicho que «no iba a estar afectado por la muerte de su padre». «Nos explicó que su padre abusó verbalmente de él y de su madre durante años y dijo tener miedo de lo que haría su padre si sobrevivía».

Asimismo, los investigadores descubrieron medio millón de dólares en lingotes de oro en una sala cercana a donde encontraron al magnate. Cuando registraron el móvil de Alexander, vieron que había estado buscando información sobre el valor del oro, cómo calcular el precio de un lingote o cómo hacer transferencias bancarias después de una muerte.

Después de estas investigaciones, la policía arrestó a Alexander en febrero acusándole de homicidio. El adolescente se declaró inocente de los hechos y ahora está a la espera de la celebración del juicio.

La fortuna de Bishop está –de momento– en poder de su exnovia Julie Seel, con la que estuvo un año. Ella ejerce el control sobre los más de cinco millones y medio de dólares que poseía el fallecido. Su exmujer y sus hijos han intentado anular la decisión, sin éxito.