Momento en el que una mujer es marcada con las iniciales «KR» como iniciación en Nxivm - TELEVISA / Vïdeo: Clare Bronfman se declara culpable de financiar una secta de esclavas sexuales

Un vídeo revela cómo era el ritual de iniciación de la secta sexual Nxivm

Las mujeres, desnudas, eran marcadas en la piel con las iniciales de Keith Raniere, fundador de la peligrosa secta

Actualizado:

En 2017, el testimonio de la actriz canadiense Sarah Edmonson ayudó a esbozar a Nxivm como una organización abusiva y criminal, que luego resultó en una secta sexual con esclavismo, extorsiones y delitos económicos. A ella, junto a otras mujeres, le marcaron en la piel a fuego, como al ganado, las iniciales del líder de la organización, Keith Raniere.

Ahora, unas imágenes muestran cómo era ese ritual de iniciación. En un vídeo publicado por « Noticieros Televisa», una mujer, completamente desnuda, aparece recostada mientras le «tatúan» «KR». También solían aparecer las iniciales «AM», en relación con Allison Mack, actriz de la serie «Smallville», componente de la secta y que se declaró, el mes pasado, culpable de crimen organizado.

La zona elegida para la señal era la cadera, justo por encima de la marca del bikini. El vídeo evidencia, además, que la mujer conocía y consentía el ritual. En algunos momentos, incluso, en lugar de gritos había risas, agradecimientos y un juramento.

La secta que se infiltró en Hollywood

Según la acusación, Nxivm era «un entramado piramidal» formado por varias entidades y creado y dirigido por Keith Raniere. Entre los crímenes de los que se le acusa están «robo de identidad, extorsión, trabajos forzados, tráfico sexual, lavado de dinero, fraude y obstrucción a la justicia».

Según la fiscalía, Nxivm, establecida en el norte del Estado de Nueva York, seguía un esquema de estafa piramidal en el que se obligaba a los asistentes a tomar clases adicionales a mayor precio y a traer a otras personas para «ascender» de rango y obtener privilegios.

Nxivm también se introdujo en Hollywood. Se cree que llegó a tener 16.000 adeptos. En julio de 2018, una corte de Brooklyn emitió una acusación formal contra varios miembros de la secta. Para el proceso fue crucial el testimonio de la actriz Catherine Oxenberg (Amanda Carrington, en la serie «Dinastía»), quien relató su lucha para recuperar a su hija «India» de las garras de Nxivm.