Belén Esteban y Jesulín de Ubrique junto a su hija Andrea
Belén Esteban y Jesulín de Ubrique junto a su hija Andrea - ¡Hola!
Sábado Deluxe

Belén Esteban vuelve a hablar sobre su guerra con Jesulín de Ubrique, pese a las súplicas de su hija

Como cualquier madre cuando siente que atacan o hacen daño a su hija, la colaboradora saca las uñas por lo que más quiere

MadridActualizado:

Belén Esteban siempre se ha quejado del papel de padre que ejerce su expareja Jesulín de Ubrique con su única hija en común, Andera Janeiro. La colaboradora siempre que puede ataca al padre de su hija asegurando la falta de voluntad por parte del diestro de implicarse en la vida de su primogénita. Recién cumplidos los 19 años, los progenitores de Andrea no han llegado a enterrar el hacha de guerra nunca.

Como cualquier madre cuando siente que atacan o hacen daño a su hija, Belén Esteban saca las uñas por lo que más quiere. Aunque tiene prohibido hablar de su hija por petición de la misma, Esteban en muchas ocasiones no puede contenerse. Eso mismo le pasó el pasado fin de semana durante «Sábado Deluxe» en el que Raquel Mosquera hablaba sobre las pensiones compensatorias que Antonio David y Rocío Carrasco debían pagar por sus hijos. La colaboradora quiso contar su experiencia personal diciendo: «También hay padres que pagan la pensión y no hacen caso a sus hijos», en relación al padre de su hija.

La ex de Jesulín de Ubrique lleva casi una década trabajando en el programa y siendo en más de una ocasión la protagonista indiscutible de la tertulia. No lo parecía cuando caminaba de forma tímida tras el diestro, pero la de San Blas es todo un animal televisivo. La cultura popular se nutrió de ella, de sus «por mi hija ma-to», «Andreíta, cómete el pollo» o «¿Me entiendes?».

Sin embargo una vez que su hija cumplió la mayoría de edad pidió el volver a ser una persona anónima a través de un comunicado. «Con motivo de la presión mediática a la que me estoy viendo sometida quiero pedir públicamente a los medios que pongan fin a dicha situación y a la vulneración de mis derechos al honor, la intimidad y a la propia imagen», rezaba el comunicado emitido por sus abogados. Y añadía: «He sido, y soy, coherente y consecuente con mi voluntad de permanecer ajena a los focos, y trato de preservar mi intimidad en la medida de lo posible pese a mis específicas circunstancias familiares». Dichas «específicas circunstancias familiares» son sus padres , Belén Esteban y Jesús Janeiro, a los que también menciona: «Son personajes públicos, pero, aun cuando lo respeto profundamente, por mi parte nunca he participado de ningún modo en esa exposición pública».