Jesulín de Ubrique
Jesulín de Ubrique - Gtres

Jesulín de Ubrique desmiente que haya renovado sus votos

El torero se prepara para su reaparición en los ruedos el próximo 19 de agosto en la Feria de San Julián

MadridActualizado:

Jesulín de Ubrique está centrado en su preparación para volver a los ruedos. Tras siete años de parón, el torero ha decidido regresar el próximo 19 de agosto en la Feria de San Julián. A medida que se acerca el gran día, debe hacer frente a los nervios y entregarse a fondo en cada entrenamiento para lograr dar lo mejor de sí mismo.

Pese a que casi todo su tiempo esta centrado en su regreso, el torero también tiene espacio en su mente para preparar los preparativos de su «reboda» con María José Campanario. Dicha ceremonia aún no se ha celebrado, al contrario de lo que se había especulado. «Hace unos días cumplimos 16 años de casados, pero no hemos renovado nada. Lo haremos, buscaremos la fecha cuando nos cuadre», ha desvelado Jesulín de Ubrique en una entrevista para «La mañana de la 1».

«Siempre he estado enamorado de mi mujer. No tengo que demostrar nada a nadie» ha afirmado Jesulín. Además, ha añadido que María José Campanario ya se encuentra mucho mejor de su enfermedad y que «el año pasado fue duro, pero quedó atrás».La odontóloga sufre fibromialgia, lo que le produjo una gran depresión. La reaparición de la mujer del torero no se daría según diversas informaciones hasta que esté totalmente recuperada de su enfermedad. Quizás este sea uno de los principales motivos por los que han tenido que retrasar la «reboda» y por el que Campanario no vaya a estar en la vuelta a los ruedos de su marido.

Jesulín de Ubrique y María José Campanario
Jesulín de Ubrique y María José Campanario - Gtres

Otra de las posibles ausencias en las gradas del ruedo es la de su hija Andrea Janeiro, fruto de su fallida relación con Belén Esteban. Aunque el torero no se ha pronunciado, sí lo ha hecho la «princesa del pueblo», recordando que en su regreso a los ruedos habrá medios de comunicación y, más después de la campaña de marketing que está haciendo, algo que su hija rechaza, pues quiere ser una persona anónima.

«Igual que ella mandó un comunicado para que no se la nombre más, ni aquí (en Sálvame) ni en otros medios de comunicación. Ella ha demostrado que no quiere pertenecer a este mundo y el primero que lo tiene que respetar es su padre», le espetaba la pasada semana Belén Esteban.