«La rosa del desierto» hace frente al cáncer de mama

Asma Al Assad, la primera dama de Siria, cumplirá mañana 43 años, una jornada que pasará en el hospital donde recibe quimioterapia

Actualizado:

«Con resaltante fuerza, confianza y fidelidad, la señora Asma Al Assad comenzó la fase de tratamiento inicial de un tumor maligno en la mama que fue descubierto temprano». Así comenzaba el comunicado oficial difundido por la presidencia de Siria para informar del estado de salud de la primera dama. Su enfermedad ha sido detectada tempranamente y recibe atención médica en un hospital militar de Damasco.

El texto llegó acompañado de una foto de Asma con su esposo, el presidente del país, Bashar Al Assad, en la habitación del centro médico donde recibe tratamiento. Este tipo de noticias no son nada habituales en países donde las enfermedades de los altos dirigentes son tabú.

La que era conocida como «rosa del desierto» cumplirá 43 años mañana, un día que lo pasará en el hospital militar donde se está sometiendo a un tratamiento de quimioterapia para combatir el cáncer.