Lindsay y Egor en dos imágenes publicadas en las redes sociales
Lindsay y Egor en dos imágenes publicadas en las redes sociales - Instagram
HOLLYWOOD

El polémico compromiso de Lindsay Lohan con un joven millonario ruso

La actriz, con un largo historial de adicciones y problemas legales, pasea su romance con Egor Tarabasov, hijo del magnate y financiero Dimitri Tarabasov

Los ÁngelesActualizado:

Al parecer, Lindsay Lohan, que ya no es actriz sino artista, estaría comprometida con el empresario inmobiliario ruso Egor Tarabasov, de 22 años. Lohan, con un imponente historial de adicción, alcoholismo, problemas legales y familiares, vive un periodo de calma en su vida junto a este jovencito ruso, a quien lleva unida desde mayo del pasado año.

Pero, ¿quien es Egor Tarabasov, con quien los rumores aseguran que Lindsay está prometida? Hijo del billonario Dimitri Tarabasov (50), dueño de una compañía de construcción y otra de transporte, su padre no estaría tan contento con el nuevo amor y la atención que el joven está provocando. Dimitri es, además, dueño de un porcentaje considerable del banco ruso Ivy Bank, a través de su empresa Trans-Meridian.

Ocho años más pequeño que Lindsay, Egor conoció a su prometida el pasado mes de marzo en una cena. El cachorro de la oligarquía rusa acababa de llegar a Londres y mostraba fotos en su cuenta de Instagram, donde aparecía medio desnudo. Su vida en la capital británica se convirtió en una sucesión de fiestas y cenas, fue en uno de estos eventos cuando conoció a Lindsay Lohan y se enamoró.

La actriz, artista, subió una instantánea a su red social de Tarabasov con un mensaje que decía: «Múdate con él, cómo conseguir a tu hombre». Para quienes le conocen, Egor no es nadie todavía, aunque mantenga una vida de jet-set entre Suiza, Costa Rica, Londres y Cannes. «Es un joven que, como tantos otros hoy en día, vive de los fondos fiduciarios que sus padres han organizado para ellos, pero eso no quiere decir que haya hecho su propio dinero», afirmó un conocido empresario ruso en las paginas del «New York Post» en diciembre. «Su padre es un rico empresario que da una generosa paga a su hijo, pero no es un oligarca», terminó diciendo el empresario.

Poco se sabe de Egor y aunque la pareja no deja de aparecer en eventos, premios o subir foto suyas a sus redes sociales, la publicista de Lohan ha salido al paso de los rumores asegurando que no es cierto que estén comprometidos. Aunque su apresurado desmentido parece una estratagema, quién sabe si para limar asperezas ante la constante presión que el joven está teniendo por parte de su padre en Rusia, porque en más de una foto ha aparecido Lindsay luciendo un anillo de compromiso.

Según varios medios norteamericanos todos los teléfonos de Egor han cambiado el numero, su compañía Home House Estates ha dejado de funcionar y la pagina de Twitter no ha escrito mensajes desde el mes que empezó su relación con Lindsay. Es ella la única que mantiene viva la llama de la curiosidad popular con frases como «viajera, vagabunda, amante». No sorprende que un toyboy se fije en una bella actriz de Hollywood, lo realmente raro es la inaccesibilidad que Lohan muestra desde que ha conocido al que puede convertirse en el hombre de su vida.