Placido Domingo - GTRES / Vídeo: Plácido Domingo, el tenor imborrable en la historia que acaba de ser acusado de abusos sexuales
Plácido Domingo

Plácido Domingo, acusado de acoso sexual por nueve mujeres

La agencia AP recoge el testimonio de ocho cantantes y una bailarina anónimas, a las que se sumarían más mujeres y testigos

«La gente que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que heriría, ofendería o avergonzaría a nadie intencionadamente», responde el tenor en un comunicado

Lea el comunicado oficial de Plácido Domingo en respuesta a las acusaciones

Corresponsal en WashingtonActualizado:

Varias mujeres de Estados Unidos han acusado al cantante y director de ópera español Plácido Domingo de acoso sexual a través de una nota publicada por la agencia Associated Press, que sustenta su información en una serie de entrevistas con las supuestas víctimas y otros testimonios de conocidos o colaboradores de estas y del músico. Todas las mujeres, excepto una, prefieren mantenerse en el anonimato. Ap dijo en su crónica que no ha comprobado de forma independiente las acusaciones, que incluyen llamadas a altas horas de la madrugada, invitaciones e encuentros en bares y hoteles, ofertas de ayuda en su carrera profesional y relaciones sexuales en dos ocasiones en Los Ángeles. Domingo es una de las mayores estrellas internacionales del mundo de la ópera. En la actualidad es director general de la Ópera de Los Ángeles. Antes lo fue de la de Washington, una institución con la que comenzó a trabajar hace tres décadas. Parte de las acusaciones que detalla la agencia Ap se remontan precisamente a los primeros años de Domingo como director artístico de la Ópera de Washington. Son todos los casos de cantantes, a excepción de una bailarina. En la mayoría de casos estas mujeres aseguran que sus carreras se vieron truncadas por sus negativas a mantener relaciones con Domingo, acusaciones que el propio cantante ha negado en un comunicado.

La única mujer que ha aceptado revelar su nombre es la mezzosoprano Patricia Wulf, quien asegura en declaraciones a Ap que conoció a Domingo en 1998 durante la representación de «La flauta mágica» en Washington. Según sus propias palabras, Domingo la esperaba tras las representaciones para felicitarla y alabarla, preguntándole por qué debía irse a casa temprano. «Totalmente y con toda certeza, era acoso sexual», dice hoy Wulf. «Cuando un hombre se te acerca tanto y con una sonrisa te pregunta si te tienes que ir ya a casa, de forma repetida, no encuentro otra conclusión de que quiere irse a la cama conmigo», añade, según Ap. Wulf mantiene que no hubo contacto sexual entre ambos y que su marido estaba al tanto de los acercamientos de Domingo.

Sólo una de las nueve mujeres asegura que se sintió obligada a tener relaciones sexuales con Domingo. Fue en 1988, y esta mezzo formaba parte del coro en un montaje de «Los cuentos de Hoffman» en Los Ángeles. El tenor se ofreció a ayudarla en su trabajo y la citó a varios encuentros a solas, según recuerda ella. Durante tres años se vieron periódicamente y, según ella, en 1991 se acostaron juntos, en una ocasión en el hotel Biltmore de Los Ángeles y otra en la residencia del propio Domingo en la misma ciudad. Tras el segundo encuentro, la mezzosoprano decidió cortar todo contacto con el tenor y hoy mantiene que eso acabó con su carrera, algo que el propio Domingo ha negado en su comunicado.

Otra cantante, no identificada, asegura que conoció a Domingo hace unos 20 años en Los Ángeles, y aceptó que este la aconsejara sobre su carrera. En una ocasión, él le pidió que le acercara a casa en coche y desde el asiento del copiloto le puso la mano en la pierna, intentó besarla y le pidió que pasara dentro con él. Ella se negó, aunque no cortó el contacto con él inmediatamente. En otra ocasión él le ayudó a preparar un aria. Tras tomar dos copas de vino, él le puso la mano dentro de la falda. Ella le rechazó y se marchó, según cuenta a Ap. No han vuelto a trabajar juntos y, según la nota de la agencia, la cantante ha seguido trabajando en óperas en San Francisco y Nueva York.

La autora de la información de Ap, Jocelyn Gecker, mantiene que habló con las nueve mujeres que acusan a Domingo y con otras 40 personas que mantienen que presenciaron el acoso o estaban al tanto de él. Ninguna de las personas entrevistadas en estos hechos, supuestamente ocurridos en los pasados 30 años, presentó denuncia ante las autoridades policiales de Los Ángeles o Washington, las ciudades donde trabajaba Domingo y donde supuestamente conoció a las acusadoras. Siete de estas mantienen que decir «no» al tenor tuvo efectos negativos para sus carreras en el mundo de la ópera.

A sus 78 años, Domingo es uno de los cantantes y directores de ópera más exitosos de EE.UU. Desde 1962 está casado con la soprano Marta Ornelas, con quien tiene dos hijos, Álvaro y Plácido Jr. La autora de la investigación mantiene que estas mujeres «han cobrado valor gracias al #MeToo y han decidido que la forma más eficiente de combatir las faltas de tipo sexual en su trabajo es dejar en evidencia la conducta de la figura más poderosa del mundo de la ópera». Una de las mujeres mantiene que en el sector se sabe del supuesto acoso desde hace décadas, pero que nadie ha dicho nada por temor a represalias o a dañar la reputación de instituciones tan respetables como la Ópera de Los Ángeles o Washington. «Existe una tradición de advertir a las mujeres sobre Plácido Domingo», asegura esa mujer.

El tenor ha preferido de momento responder a las acusaciones en un único comunicado. ABC intentó obtener más detalles del cantante a través de sus representantes, que remitieron al comunicado de respuesta inicial.

Acceda, a través de este enlace, al comunicado emitido por Plácido Domingo, al completo.