Michelle Obama en Palma de Mallorca el pasado verano
Michelle Obama en Palma de Mallorca el pasado verano - GTRES

Palma de Mallorca y Marbella aguardan la llegada de la familia Obama

El expresidente de EE.UU. interviene hoy en una conferencia en Madrid, y mañana comenzará su periplo estival

Ana Mellado
MADRIDActualizado:

«Volveré. Definitivamente, volveré a España». Barack Obama ha cumplido su palabra. Dos años después de pronunciarse así de rotundo, durante una intervención junto a Mariano Rajoy en La Moncloa, el expresidente de EE.UU. desembarca en Madrid. Su visita aúna una vertiente profesional con otra de disfrute personal. Este viernes, a las 11.00 horas, interviene junto al reconocido estratega Juan Verde en la Cumbre de Innovación Tecnológica y Economía Circular, organizada por la fundación Advanced Leadership. El acto se celebra en el hotel Marriott Auditorium de Madrid, situado a las afueras y muy próximo al aeropuerto de Barajas. El hotel dispone de un amplio complejo para conferencias y ha servido de escenario de varias ediciones de los premios Goya. La expectación es máxima y tanto la prensa como el público han sido convocados a las 07.30 horas de la mañana. Al acto se sumarán Pablo Casado y Albert Rivera. Y antes del acto, Obama mantendrá un breve encuentro con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

La asistencia a esta cumbre reviste una gran importancia para Obama, puesto que, durante sus años en la Casa Blanca, situó la lucha contra el cambio climático y el impulso de la economía verde entre sus grandes prioridades. Al término del acto, Obama brindará con el vino Peza do Rei 2017, un tinto joven de la bodega Adega Cachín de la D .O. Ribeira Sacra de Galicia. El exmandatario sucumbió a este caldo hace unos años cuando lo probó durante una cena benéfica en Washington.

Cambio de traje

Al 44 presidente de EE.UU le aguarda una jornada muy intensa. Tras su intervención en Madrid, volará a Portugal para participar a las 15.00 horas en la Cumbre del Cambio Climático Porto 2018. A partir del sábado, se desprenderá del traje para dar comienzo a sus vacaciones, acompañado de su mujer Michelle (54) y sus hijas Malia (19) y Sasha (17). La primera ha concluido el primer año en la Universidad de Harvard, en Cambridge (Massachussetts), mientras que la pequeña se ha graduado en la Sidwell Friends School de Washington y está a punto de iniciar un año sabático antes de decidir hacia dónde orienta su futuro.

Según ha podido saber ABC, la familia distribuirá su tiempo de ocio en España entre Palma de Mallorca y Málaga. La exprimera dama conoce bien la isla y podrá ejercer de guía, puesto que el pasado verano el exembajador James Costos y su pareja Michael Smith le descubrieron algunos de sus rincones más mágicos.

Durante sus vacaciones en España, los Obama se dejarán ver también por Marbella, la ciudad que enamoró a Michelle en 2010. Ese año la exprimera dama descubrió el hotel Villa Padierna, en Benahavís. Su visita dejó huella y la villa en la que se alojó ha sido bautizada con su nombre. Todo apunta a que se alojarán aquí.