ABC

Cristiano Ronaldo se reconcilia con Madrid: «Me ha dado mucho»

El delantero portugués realizó una visita expres a España para inaugurar su clínica capilar

MadridActualizado:

Parece que Cristiano Ronaldo (34 años), como inversor, ha recuperado la confianza en España, una vez saldada su deuda con Hacienda. Cuando el pasado mes de enero el exdelantero madridista y ahora estrella de la Juventos de Turín pasó por la Audiencia Provincial de Madrid para rubricar un acuerdo previo con la Fiscalía, que le ha permitido evitar la cárcel –a costa del pago de una multa de 18,8 millones de euros–, muchos aventuraban que no le volveríamos a ver el pelo por estos lares más allá de las intervenciones deportivas.

Pero he aquí que ayer efectuó su segunda visita a la ciudad en lo que va de año, y en plena polémica sobre el expediente abierto por la UEFA en relación al gesto con el que se dirigió a la afición del Atlético de Madrid al finalizar el partido de vuelta de octavos de final de la Champions, por «inapropiado, insultante o que viola las reglas básicas de un comportamiento decente». Sin embargo, aunque la decisión sobre una posible sanción, ya sea económica o disciplinaria, se decidirá en un par de días –el 21 de marzo–, al astro portugués ayer no parecía importarle más que su flamante clínica capilar en el número 26 de la calle de Joaquín Costa.

A eso de las diez y media de la mañana del lunes llegó al centro como una estrella desfilando por la alfombra roja y se deshizo en cumplidos para Madrid y sus habitantes, y para todos los españoles en general. «Madrid me ha dado mucho, no solo como ciudad, sino también en lo que se refiere a mi vida personal: mi novia, que es española; mis hijos, que han nacido en España; lo que gané en el Real Madrid, que ha sido una parte muy importante de mi vida; y los españoles, a los que quiero. Madrid es una ciudad que a mí me ha ayudado mucho y vamos adelante con este proyecto, que estoy seguro de que va a ser un éxito».

Y su nuevo proyecto empresarial es esta clínica en el corazón del madrileño barrio de El Viso, la primera en la expansión internacional que él y sus socios planean para los próximos años. Tiene una superficie de 2.500 metros cuadrados, cuenta con 150 profesionales y tendrá una capacidad para realizar 18 transplantes diarios de cabello, con un sistema que reducirá el tiempo de habitual: la intervención de 4.000 unidades foliculares durará 6 horas. El seguimiento del paciente será de 18 meses y los precios parten desde los 4.000 euros. En cuanto a la privacidad, será uno de los signos de distinción: se ha creado un área VIP para que los clientes que no quieran ser vistos, puedan mantener el anonimato).

Inseparables

Al acto de inauguración Cristiano acudió con su inseparable Georgina Rodríguez y ambos –ataviados con pasimilares camisas blancas– posaron junto al CEO del grupo, Paulo Ramos, quien lleva una dévada al frente de Saude Viavel, el centro portugués donde han realizado más de 35.000 trasplantes, como el del atlético Simão Sabrosa.

Aunque la modelo jacetana va a formar parte de la plantilla de la clínica al frente de la administración, durante la presentación se limitó a permanecer sentada y en silencio, en un discreto segundo plano. «Georgina es parte del proyecto, porque es muy activa y emprendedora. Le gusta trabajar y los problemas de pelo le preocupan y le motivan, de ahí su compromiso», contó CR7 en exclusiva a ABC hace unos días. Entre las intervenciones más solicitadas de los hombres los injertos capilares se sitúan en quinto lugar; por eso, el ex delantero del Real Madrid tiene fe en el éxito de su nueva aventura empresarial. «La alopecia es un problema grande y queremos ayudar a la gente a mejorar su autoestima y que no tenga vergüenza de acudir a nosotros. Obviamente, a todo el mundo le gusta cuidar de su imagen, yo soy un ejemplo muy claro de esto», apunta sonriendo.