El Príncipe Harry, junto a su prometida Meghan Markle
El Príncipe Harry, junto a su prometida Meghan Markle - EFE

Meghan Markle se une a las celebraciones navideñas en Sandringham

La actriz norteamericana será la primera prometida en pasar la Nochebuena junto a la Reina Isabel

MADRIDActualizado:

Durante los últimos días se venía especulando con ello y ahora lo ha confirmado el Palacio de Kensington. Meghan Markle pasará la Navidad en Sandringham (Norfolk, este de Inglaterra). La futura esposa del Príncipe Enrique se sentará a la mesa con la Reina Isabel II. Será la primera vez que un invitado, siendo aún solo la prometida de un miembro de la Familia Real, se una a las celebraciones, según ha publicado el diario «The Times». Hasta ahora novios, novias, prometidos y prometidas no eran convocados a las tradicionales celebraciones familiares.

«Se espera que el Duque y la Duquesa de Cambridge, el Príncipe Enrique y Meghan Markle estén en Sandringham el día de Navidad», reveló hoy un portavoz del Palacio de Kensington. Protagonizarán su aparición pública tras el servicio religioso al que asisten cada año en la iglesia de Santa María Magdalena el día 25 de diciembre. Los miembros de la Familia Real acostumbran a dar un tranquilo paseo, saludando y conversando con los residentes locales, que les aguardan estoicamente durante horas, a pesar del frío.

Residencia de Sandringham
Residencia de Sandringham

Las tradiciones y costumbres seguidas por los Windsor en Navidad probablemente sorprendan a Meghan Markle. Si bien en Reino Unido abren sus regalos el día de Navidad, la Familia Real aún mantiene la práctica alemana de hacerlo en Nochebuena.

La Reina, el Duque de Edimburgo y otros miembros de la realeza generalmente se congregan en el White Drawing Room de Sandringham House el día antes para terminar de adornar un árbol cortado de su propio jardín. A las cinco de la tarde, los invitados disfrutan de té, bollos, sándwiches y pasteles. Después, se arreglan para la cena, con la mesa perfectamente vestida con porcelana y plata.

Habrá un momento de la velada en la que Markle y Harry se separen. Después de las 22.00, tras la señal de la Reina, los corgis se retiran y las señoras se levantan, dejando al Duque de Edimburgo para servir el brandy a los hombres.

El día de Navidad, tras acudir a misa, a las 13.00 horas deleitan sus paladares con un pavo, criado en Sandrigham. Luego se reúnen en torno al televisor para ver el discurso de la Reina.