María Jiménez
María Jiménez

María Jiménez: «Llegué muerta al hospital y he resucitado»

La cantante cuenta el calvario que ha vivido estos últimos meses en los que ha estado ingresada en la UCI

ABC
Actualizado:

Tras el gran susto que vivió María Jiménez después de pasarse dos meses ingresada en la UCI del hospital Virgen del Rocío de Sevilla, la cantante ha reaparecido en televisión para contar cómo ha vivido sus problemas de salud y aclarar todo lo que pasó, ya que durante su paso por el centro fueron muchos los rumores que circularon sobre su estado de salud.

Se debatió entre la vida y la muerte, como ella misma reconoció en su intervención en el programa «Sábado deluxe». Incluso algún periódico dio la noticia de que María Jiménez había fallecido. La cantante asegura haber llegado «muerta» al hospital de Sevilla, pero por fortuna todo quedó en un susto.

«Llegué muerta al hospital y he resucitado, y aquí estoy», dice sin perder la fuerza ni el sentido del humor aunque ha confesado que sigue en rehabilitación porque todavía tiene un cosquilleo en una pierna, posible consecuencia del virus que cogió en quirófano cuando la operaron de lo que le dijeron a priori que era un tumor, pero que finalmente se trataba de una obstrucción intestinal, según cuenta.

«Me iban a operar de colon. Mi hermana no me veía bien y me dijo que me fuera a Sevilla. Parece que vino una amiga nuestra, que es enfermera y le dijo que me estaba muriendo. Yo estaba en la inopia, en coma y me llevaron a Sevilla. Me metieron muerta al hospital y he resucitado, y aquí estoy», cuenta María Jiménez sobre el terrible susto.

Su familia ha sido la que se llevó la peor parte. «Yo no lo he pasado mal, lo peor que llevo es lo que ha sufrido mi hijo, mi hermana... Cuando desperté del coma vi a mi hermana y a mi hijo llorando. Lo peor que llevo es que se lo he hecho pasar fatal a mi familia», reconoce.

María Jiménez quiso aprovechar su intervención en el programa para dar las gracias por todo el apoyo que ha recibido y que no esperaba, pues no pensaba que «se me quería tanto». «Ha servido para reencontrarme con amigos del pasado», cuenta.