Maradona y Rocío Oliva
Maradona y Rocío Oliva - AFP

Maradona y Rocío Oliva, una relación tóxica rodeada de polémicas

Tras su escandalosa ruptura con Verónica Ojeda comenzó a principios de 2013 una relación amorosa con una joven jugadora del equipo de fútbol femenino de River Plate de 22 años

MadridActualizado:

No son tiempos fáciles para Maradona. Si este verano trascendía la polémica decisión del exfutbolista de no reunirse con ninguno de sus cinco hijos –Dalma, Diego, Gianinna, Diego Fernando y Jana– durante su última visita a Buenos Aires, pocas semanas después un aire fresco le aliviaba al futbolista tras publicarse el fallo a su favor de la justicia en su enfrentamiento contra Claudia Villafañe, su exmujer. Una alegría que poco le duró tras ver en los medios de comunicación a sus hijos apoyando contra viento y marea a su madre. Poco después se volvió a resolver otra demanda, en esta ocasión la justicia le dio la razón a Verónica Ojeda, una exnovia del futbolista que le acusó de amenazarla por teléfono.

Esta semana, los medios argentinos amanecían con la noticia de que el exfutbolista y su novia habían terminado con su relación definivamente. ¿El motivo? Maradona no quiere volver a Argentina, pues vive en México, donde es técnico de los Dorados de Sinaloa. El periodista Lío Pecoraro ha sido el que ha dado la exclusiva asegurando que la joven había echado a de su casa a «El Pelusa», a pesar de que fue él quien se la regaló, pero el argentino se niega a renunciar a la vivienda. Días antes, la joven confesó en un programa de televisión que esta soltera. «Esto a Diego lo enfadó. Y el fin de semana la situación estuvo muy caliente en esa casa», e incluso adelantó que Rocío actualmente mantiene una relación paralela con otro hombre.

Maradona y Rocío cuando eran felices
Maradona y Rocío cuando eran felices - Redes Sociales

Polémicos romances

Tras su escandalosa ruptura con Verónica Ojeda, madre de su último hijo, Diego Fernando, comenzó a principios de 2013 una relación amorosa con Rocío Oliva, de entonces 22 años, una joven jugadora del equipo de fútbol femenino de River Plate, el eterno adversario de Boca Junior, donde «el Diego», como se refieren en Argentina al exseleccionador, tuvo su época gloriosa.

Una relación que desde el primer momento estuvo rodeada de polémica pues tan solo unos meses después de confirmar su relación, Patricia, tía de la joven, afirmó en un programa de la televisión argentina que su sobrina recibía una cantidad fija al mes por permanecer al lado de Maradona. En concreto, 25.000 euros: « Rocío es una prostituta vip, siempre se iba en avión para ver a personas, iba con otras chicas. Y con el dinero que ganaba se financiaba las cosas caras».

Para sumar más problemas al clan, la relación de las hijas de «El Pelusa» con la que era hasta ahora su pareja, Rocío Oliva, era más que tensa. La joven tenía temblando a las herederas que adora Maradona (Dalma y Gianinna), quienes pidieron un «botón antipánico», un dispositivo que consiguieron tras emitirse una orden de alejamiento contra Rocío Oliva por las amenazas que la novia del Pelusa había vertido contra las jóvenes. Sorprendida por la medida que le obligaba, a lo largo de 90 días, a mantenerse alejada a más de cien metros de las hijas del exjugador de fútbol, Oliva aseguró que este no era el primer altercado entre ellas: «La denuncia, en todo caso, la tendría que haber hecho yo cuando ella (Gianinna) me dijo de todo. Pero en su momento me lo tomé como un enfado, no como una amenaza. Yo también tengo todos los mensajes guardados», se defendió.

Maradona abrazado a su hija Dalma
Maradona abrazado a su hija Dalma - EFE

En abril de 2014 Maradona cortó su relación con la deportista y la denunció por robo. La muchacha, pese a las acusaciones de su ex novio –30 años mayor que ella– no dio por cerrada la relación que calificó de impasse. «Por Diego pongo las manos en el fuego pero está mal rodeado. Llegaron a acusar también a mi mamá del ladrona y eso no me gustó», protestó para insinuar que a Maradona le envenenaron las malas lenguas que tiene cerca.

Las polémicas no acabaron aquí, pues en febrero de 2017 mientras el exseleccionador y su novia pasaban unos días en Madrid, la joven llamó a la recepción del establecimiento para pedir ayuda. Dijo que le estaba pegando. Sin embargo, cuando la Policía Nacional se presentó en la habitación, ambos miembros de la pareja quitaron hierro al asunto y lo resumieron en una mera discusión verbal subida de tono. El motivo, los celos del argentino hacia ella, a la que al parecer acusaba de verse con otro hombre.