Irina y Bradley , en Italia (2016)
Irina y Bradley , en Italia (2016) - GTRES

Irina Shayk y Bradley Cooper vuelven a su primer nido de amor

La pareja disfruta de una escapada en Positano, cuando se cumplen tres años de su relación

MadridActualizado:

En vacaciones, todo el mundo tiene un destino ideal al que le gusta volver cada vez que tiene la oportunidad. Puede que allí disfrutara de una buena comida o de un concierto inolvidable, o también, puede que en aquel destino viviera su primera escapada con su «media naranja». Este es el caso de Irina Shayk (32) y Bradley Cooper (43), quienes después de tres años han vuelto a Positano, uno de los pueblos más famosos de la costa Amalfitana (Italia), donde la pareja ofició su noviazgo.

La supermodelo rusa y el actor estadounidense ha disfrutado de una intensa jornadas de playa en la que han derrochado amor y complicidad en todo momento. Además de los resfrescantes chapuzones juntos, la pareja se ha dedicado cientos de muestras de cariño en forma de masajes y de caricias.

La compenetrada pareja, en Positano
La compenetrada pareja, en Positano - ABC

El lookplayero elegido por ambos dejaba ver el espectacular físico del que gozan. El intérprete ha optado por un tradicional bañador de pata en color negro. Por su parte, Shayk se ha atrevido con un diminuto biquini rosa que resaltaba su tonificada figura.

Familia feliz

Pese a las reveladoras imágenes que muestran a una Irina esbelta, en forma y disfrutando de un agitado día de mar, hay rumores que hablan de que la modelo podría estar embarazada de nuevo. Los comentarios sobre su posible estado de buena esperanza se han desatado cuando la rusa ha subido una imagen a las redes sociales en la que aparece sentada, con el vientre más voluminoso de lo habitual. Hasta el momento, ninguno de los dos ha confirmado o desmentido la noticia. En caso de ser cierto, la pareja se convertiría en padres de su segundo hijo, un nuevo miembro en la familia Cooper-Shayk, que sería el compañero de su primogénita Lea De Seine, quien el pasado mes de marzo cumplía un año.

Una publicación compartida de irinashayk (@irinashayk) el

Ambos forman una de las parejas más discretas y, a la vez, más consolidadas del cine y la moda. Tanto Irina como Bradley -quien está a punto de estrenar su primer filme como director, «Ha nacido una estrella», junto a Lady Gaga- han sabido delimitar su vida personal de sus compromisos profesionales y son muy pocas las instantáneas que trascienden de su intimidad. Por eso, cualquier foto que la modelo publica en su cuenta de Instagram despierta el interés de la prensa rosa. Si bien ahora todos los focos están centrados en la posibilidad de aumentar la familia, los rumores a principio de año hablaban de compromiso.

Irina subía una imagen a las redes sociales en la que aparecía en la playa con una caracola en sus manos. Al principio, nada parecía extrañar; sin embargo, al analizar en detalle la instantánea, se podía ver el anillo que luce la rusa en el dedo anular de su mano izquierda. Los seguidores de la modelo no tardaron en percartarse y preguntarse por un posible enlace entre la pareja.

🦀

Una publicación compartida de irinashayk (@irinashayk) el

Son muchas las incógnitas que envuelven a la pareja, pero hasta el momento ninguno de los protagonistas se han pronunciado al respecto. Como muestra, basta recordar que jamás anunciaron en el embarazo de su hija Lea.