Irene Junquera explica su comprometido incidente en la ducha

La presentadora de televisión subió un vídeo a las redes sociales sin darse cuenta de que su cuerpo desnudo se reflejaba en la alcachofa

MADRIDActualizado:

No hay duda de que Irene Junquera (32 años) se toma las cosas con humor, otras en su situación se hubiesen llevado las manos a la cabeza. El comprometido incidente que sufrió la presentadora de televisión el mes pasado en la ducha copó todos los titulares y causó furor en las redes sociales.

Junquera decidió subir un Instagram Story de un vídeo que se grabó después de volver de correr, mientras tomaba una ducha de agua fría. «Y ahora, agua helada para recuperar», escribía acompañando al documento videográfico. Solo pretendía mostrar a sus seguidores «contrastes de agua caliente y fría». Sin embargo, la periodista no se fijó en el reflejo de su cuerpo en la alcachofa de la ducha, por lo que su vídeo mostró más de lo que la periodista quería en un primer momento. De poco le sirvió borrar el vídeo a la hora, las imágenes ya habían llegado a miles de seguidores.

Un mes después del bochornoso incidente, Junquera explica qué sucedió ese día.«Un día corrí 10 km, que era un logro para mí, y decidí subir a redes el entrenamiento y luego un vídeo de mis piernas dándome los contrastes de agua mientras me duchaba, pero no me di cuenta de que me estaba reflejando en la alcachofa de la ducha», explicaba a «Ecotuve».

Tuvo que ser una amiga la que avisase a Junquera del desnudo que estaba protagonizando en las redes sociales: «Subí el vídeo, dejé el móvil, me terminé de duchar y salí a pasear al perro. En ese momento me llegó un mensaje de una compañera: 'Irene, has subido un vídeo desnuda. Yo ni siquiera caí. No sabía a qué se refería. Al verlo, lo borré rápidamente pero ya había pasado una hora. Esperaba que nadie se hubiera dado cuenta, pero era demasiado tarde».

Pese a la incómoda situación, Junquera decidió tomarse el incidente bien: «Al ver el revuelo que se había creado, decidí tomármelo con humor ¡Qué le voy a hacer! No hice nada malo».