Sábado Deluxe

El infierno de Julián Contreras

El hijo de la fallecida Carmina Ordoñez ha acudido a «Sábado deluxe» para hablar de la relación con sus hermanos y de los peores momentos de su vida

Actualizado:

Julián Contreras no ha tenido una vida fácil. Desde que falleció su madre, Carmina Ordóñez, el pequeño de los hermanos ha pasado por momentos muy difíciles, agravado por la tensa relación con Francisco y Cayetano Rivera, rota desde hace algo más de año y medio.

Este sábado se enfrentó a su entrevista más dura en «Sábado Deluxe» para hablar de todas las polémicas que le han envuelto y enfrentarse a las preguntas del polígrafo de Conchita. Durante su intervención en el programa de Telecinco, Contreras habló de su adicción a las pastillas. Gracias al deporte, el hijo de Julián Contreras consiguió salir adelante. Admite que le pasó «lo mismo que a su madre», lo dejó de golpe y eso le conllevó un enorme síndrome de abstinencia.

Dinero y envidia

Mucho se ha especulado sobre el enfado de Contreras con sus hermanos, pero poco se ha concretado. La envidia que siente por Francisco y Cayetano Rivera es una de las razones que siempre ha estado en la mesa, pero parece que el dinero es la más poderosa. Según el polígrafo Julián dejó de hablar a Fran cuando este dejó de prestarle dinero. Pero lejos de solucionarse, la guerra entre ellos no parece tener fin y, menos, con la entrevista que ha concedido.

Contreras se gastó pronto los 100.000 euros de la suculenta herencia de su abuelo Antonio Ordóñez: «Me lo gasté todo en clínicas de desintoxicación para mi madre». Algo que no lamenta. Lo que sí le atormenta es la última conversación que mantuvo con Carmina: una discusión. «Ella sacrificó su salud por su felicidad y sus amigos. Echo de menos su sonrisa y su alegría», contaba.

Por si fuera poco, Contreras también terminó confesando su orgía con cuatro mujeres y que incluso existen vídeos con los que le han intentado extorsionar.