Cayetano Martínez de Irujo y Genoveva Casanova
Cayetano Martínez de Irujo y Genoveva Casanova - GTRES

Amina y Luis Martínez de Irujo reniegan de los focos

Apenas unos días después de alcanzar la mayoría de edad, los nietos de Cayetana de Alba han mandado un comunicado en exclusiva a ABC en el que ruegan a los medios que respeten su decisión

ABC
MadridActualizado:

Luis y Amina Martínez de Irujo Casanova han expresado su deseo de no convertirse en personajes públicos. Este periódico recibió la pasada noche del viernes -en el buzón de cartas al director de ABC- un comunicado de los abogados de los hijos de Cayetano Martínez de Irujo y Genoveva Casanova donde los mellizos explican que, tras cumplir la mayoría de edad, han «tomado la decisión de desarrollar» sus vidas «fuera de la relevancia pública».

Los nietos de Cayetana de Alba cuentan en el comunicado que estos últimos días, a raíz de la llegada de sus 18 años, han sido muchos los medios de comuniación que se han dirigido a sus padres y a amigos próximos para recabar información sobre diversos aspectos de su vida, lo que les ha llevado a tomar la decisión de comunicar que no tienen intención de convertirse en personajes públicos.

«Agradecemos el interés y respetamos profundamente el trabajo de los profesionales del periodismo y el servicio que prestan en las sociedades democráticas, tal y como nuestros padres nos han enseñado», afirman los hermanos. Y añaden: «Cuando estrenamos las responsabilidades que otorga la mayoría de edad nos dirigimos a todos los medios de comunicación para trasladas nuestra firme decisión de mantener nuestra vida personal y familiar en la más estricta intimidad en los términos que como derecho fundamental reconoce el artículo 18.1 de la Constitución Española».

Los hermanos pretenden que su vida se desenvuelva de forma privada. «Queremos resguardar ese ámbito reservado no solo personal sino también familiar frente a la acción y el conocimiento de los demás», apuntan. Concluyen la misiva recordando que su «derecho a la propia imagen» les permite «decidir y controlar» la difusión de cualquier información sobre ellos «de tal forma que no pueda emplearse, con o sin finalidad de lucro», sin su consentimiento.

Los hijos del duque de Arjona no son los primeros que expresan este deseo. El año pasado también lo hacía Andrea Janeiro, la hija de Jesulín y Belén Esteban.