Elena Furiase, durante el acto publicitario
Elena Furiase, durante el acto publicitario - Sergio R Moreno/GTRES

Elena Furiase: «Cuando eres madre hay noches que son un infierno»

La nieta de la desaparecida Lola Flores confiesa cómo está afrontando los primeros meses de maternidad y revela algunos detalles sobre su relación con Gonzalo Sierra

Carmen G. Morales
MadridActualizado:

Elena Furiase (31) atraviesa uno de sus mejores momentos a nivel personal. El pasado 12 de octubre, ella y su pareja, Gonzalo Sierra (26), dieron la bienvenida al pequeño Noah, el primer hijo de la actriz que ha convertido en una orgullosa abuela a su madre, Lolita. «Estas manos son las de mi nieto, después de mis hijos, lo que más quiero, que el universo le haga libre, sensato, buena gente (...) que ame con locura y sea amado, que sea tan intenso en todo lo que haga y ponga el corazón siempre como su abuela», con este mensaje la artista daba la bienvenida al nuevo miembro del clan Flores.

Cinco meses después, la actriz no abandona sus compromisos profesionales porque, tal y como afirma, nunca llegó a cogerse la baja por maternidad: «Una semana antes de dar a luz estaba trabajando y un mes después ya estaba involucrada en otro proyecto». Esta misma mañana la actriz ha acudido a un evento publicitario de la mano de Garvalín, una marca de calzado infantil de la que es «madrina», y ABC ha podido hablar con ella en un encuentro donde ha mostrado su lado más personal.

Pocos dirían, al ver su recuperada y esbelta figura, que dio a luz apenas cinco meses atrás: «Aún me falta un poquito para volver a mi peso -reconoce- pero me cuidé mucho antes, durante y después del embarazo y eso, que a veces se olvida, es muy importante».

Sobre la maternidad asegura estar encantada, su rostro se ilumina cada vez que habla de su pequeño, sin embargo no ha dudado en reconocer la parte más dura de ser madre: «Ves que no tienes tanto tiempo para ti, que las noches a veces son infiernos (...) Y la preocupación, por lo menos yo tengo ya una preocupación constante».

Así mantiene la «chispa»

Furiase reconoce que en muchas ocasiones un hijo «puede llegar a desunir más que a unir», pero asegura que tanto ella como Sierra trabajan día a día para no olvidar que antes de ser padres también son pareja. «Hay madres, sobre todo las madres, que están muy pendientes del niño y de pronto olvidan un poco al marido, o al revés, que también suele pasar. Y creo que es importante mantener un equilibrio. Nosotros le dejamos muchas veces el niño a mi suegra o a mi madre y nos vamos a tomar algo a comer o a cenar, lo que sea. Cualquier momento es bueno».

No hay boda a la vista

Son muchos quienes le preguntan por sus planes de boda, sobre todo desde hace poco más de un mes, cuando tuvo lugar el bautizo de Noah, jornada en la que pudimos ver al clan Flores al completo. «El bautizo fue un 'bautizorrio'. Y tanto Gonzalo como yo queríamos celebrarlo por todo lo alto. Quizá nos pasamos, pero toda la gente que había allí eran familia y amigos, no había nada extraño», confiesa.

Una instantánea de la fiesta del bautizo
Una instantánea de la fiesta del bautizo - Instagram

Sin embargo, parece que por el momento darse el «sí quiero» no entra en sus planes: «No es que digamos 'no nos casamos ni de coña', pero no me lo ha pedido formalmente ni yo a él ni lo estamos organizando». Eso sí, la actriz tiene muy claro como sería el enlace ideal: «Nos gustaría hacerlo de una forma íntima. Sé que es muy difícil pero creemos que haríamos una boda con tanta gente como en el bautizo. Nos gustaría que fuera, a lo mejor, una boda hippie, quizá en un paisaje natural o algo así».