Kiko Hernández - Gtres

Al descubierto la vida privada de Kiko Hernández, el colaborador más misterioso de la televisión

Poco o nada se sabe de la vida sentimental del colaborador, tan solo que en la actualidad el madrileño y sus dos hijas Abril y Jimena residen en una casa de 258 metros

MadridActualizado:

Los «bombazos» de Kiko Hernández son más que conocidos por los seguidores de «Sálvame», incluso cuentan con su propia sintonia (por llamarlo de alguna forma). El colaborador de Telecinco es, sin duda, uno de los que más pelea para contar todos los detalles de la actualidad rosa de nuestros país.

Francisco Hernández Ruiz nació el 26 de agosto de 1976 en Madrid y es uno de los colaboradores estrella del programa del corazón por excelencia por sus contactos y las exclusivas que consigue sobre la vida privada de decenas de famosos a nivel nacional, sin embargo poco o nada se sabe de su propia vida privada. Mientras el resto de colaboradores se dedica a «vender» sus desgracias en televisión, Hernández apenas abre la boca para hablar de él. Sus padres se divorciaron cuando tan solo era un crío, por lo que para ayudar a su madre económicamente trabajó como camarero y vendedor de libros y antes de entrar en el programa que le llevaría a la fama, creó su propia empresa en el mundo inmobiliario.

En 2002, cuando tan solo tenía 25 años, quedó como uno de los tres finalistas de «Gran Hermano» y a pesar de ser el más nominado de la edición, acabó siendo el más famoso fuera de la casa por lo que fichó por programas del corazón como «Crónicas marcianas», «A tu lado» y «La noria», hasta aterrizar finalmente en «Sálvame», donde se sitúa como uno de los colaboradores estrella del programa.

Junto con Belén Esteban, Kiko Hernández es uno de los rostros más icónicos de la televisión desde hace mucho y son muchos los que se preguntan cuánto cobra el colaborador por cada programa. Hace un año la revista «Rumore» aseguraba que Kiko cobraría 900 euros por cada emisión, además recalcaba que el colaborador no solo viviría de esa cantidad: «A grosso modo, por 'Sálvame' y 'Sábado Deluxe' podría estar cobrando unos 250.000 euros anuales. Mientras que sus otras ocupaciones le supondrían otros 100.000 euros anuales más», señalaba la revista. Unas afirmaciones que el que fuese concursante de «Gran Hermano» no tardó en desmentir: «Son cifras alejadas de la realidad», aseguró.

Poco o nada se sabe de la vida sentimental del colaborador, tan solo que en la actualidad el madrileño y sus dos hijas Abril y Jimena residen en una casa de 258 metros construidos y 500 de parcela. La propiedad, situado en uno de los barrios más céntricos de Madrid, tiene una hipoteca de 240.000 euros según reveló Vanitatis.

El pasado mes de septiembre el colaborador se sometió a una entrevista en la que reconoció tener un «lado oscuro», y aseguró que a pesar de todo él nunca vendería a alguien a quien quiere. «Para ir en contra de un amigo no hay talonario», sentenció tajante.

Por supuesto, se tocó el tema de su orientación sexual, una cuestión que le «joroba» sobremanera. «Hay parcelas que me gusta reservar para mí», sentenciaba dejando en el aire, de nuevo, la sensación de ambigüedad. «Vamos a dejarlo ahí», zanjaba la cuestión.