Cinco años después de la muerte de Mario Biondo, su familia sigue reclamando «justicia»

El que fuera marido de Raquel Sánchez Silva fue hallado muerto en su domicilio de Madrid el 30 de mayo de 2013

MadridActualizado:

Tal día como hoy hace cinco años, el cámara de televisión Mario Biondo era hallado muerto en su domicilio de Madrid en mayo de 2013. Oficialmente un suicidio, aunque aún hoy su familia sigue luchando por demostrar que se trató de su asesinato y que terceras personas intervinieron en su fallecimiento.

Una tesis que sostuvo en su momento dos forenses en el que hablaban de que no se trataba de un suicido. En uno de los dossieres aparecía una reconstrucción recreada a ordenador de cómo se encontró el cadáver de Mario Biondo, y señalan que la única explicación posible para este caso es que fuera asesinado. La posición del cuerpo en la que encontraron a Biondo sería incompatible con el posicionamiento voluntario de una dinámica suicida.

Los padres del que fuera marido de Raquel Sánchez Silva, Santina D’Alessandro y Pippo Biondo, ratificaron en Madrid el pasado 19 de febrero una querella interpuesta en julio del pasado año con la que intentan abrir de una vez por todas en España una investigación por homicidio.

«El dolor lo tengo siempre presente. Está en mi corazón y cada día es más profundo. Cinco años intentando demostrar la verdad con las pruebas, negro sobre blanco, de los prestigiosos peritos que han señalado que Mario fue asesinado», ha expresado su madre a la publicación «Jaleos».

Y añade: «No tengo miedo, ya me han hecho el peor mal. ¡Nunca me rendiré, para detenerme, también tendrán que matarme!. Deseo dejar un mensaje a los asesinos de mi hijo y los cómplices: Si esperaban a una pobre madre siciliana que se resignara fácilmente ante este crimen infame, se equivocan».