Cayetano Martínez de Irujo
Cayetano Martínez de Irujo - RAÚL DOBLADO

Cayetano Martínez de Irujo volverá a pasar por quirófano la próxima semana

Es la tercera vez que el duque de Arjona debe ser intervenido por una grave oclusión intestinal

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El próximo miércoles Cayetano Martínez de Irujo se someterá a una tercera intervención para terminar así el proceso quirúrgico que comenzó el pasado noviembre y por el que fue operado en dos ocasiones por una oclusión intestinal que se agravó ocasionándole una peritonitis que puso en peligro su vida. Como el propio duque de Arjona ha relatado, fue al año de su primera operación en un hospital de Sevilla cuando de nuevo volvió a sufrir las mismas dolencias que padeció precisamente tras morir su madre en la capital hispalense. Consciente de que se repetían los fuertes dolores Cayetano ingresó en un hospital de esa ciudad (se encontraba esos días en su finca) donde una vez más tuvieron que tratar la oclusión intestinal que padecía.

Por decisión propia y al ver que no evolucionaba como quería, el hijo de Cayetana Fitz-James Stuart decidió trasladarse a otro hospital de Sevilla del que también salió para viajar en un AVE hasta Madrid donde le esperaba el doctor Enrique Moreno con el quirófano del Hospital de La Luz preparado para una larga y delicadísima operación que comenzó casi a medianoche una vez fue desde Atocha al citado centro hospitalario en compañía de sus hijos, su ex mujer Genoveva Casanova y un médico sirio que precisamente tiene en su finca en calidad de refugiado.

«Si hubiera tardado unas horas más esta dolencia me habría dejado secuelas de por vida», me confesó el jinete en su día. Un mes de hospital y muchos kilos menos fue el resultado de la última intervención a manos del doctor Moreno, a quien muchos han bautizado en los quirófanos como «dios» por la cantidad de casos extremos que ha logrado sanar. El jinete aprovechó el alta hospitalaria para promocionar los productos gastronómicos que llevan el sello Casa de Alba y que esta Navidad han funcionado perfectamente en un proyecto capitaneado por él y que actualmente lleva en solitario. Jamones, chorizos, cerveza, aceite, pastas y otras delicatesen elaboradas con productos que provienen de las propiedades agrícolas de los Alba y que tan buena acogida están teniendo al más puro estilo Carlos de Inglaterra, el pionero en explotar este tipo de negocios con sello real.

Pues si nada lo impide el próximo miércoles Cayetano volverá a ingresar en la Luz para que el doctor Moreno le quite la ileostomía que le dejó tras su intervención y de nuevo el intestino funcione correctamente en su sitio. Para todos los pacientes que han pasado por este proceso se trata de un remedio necesario pero muy traumático de soportar a nivel psicológico aunque en el caso que nos ocupa con la tranquilidad de saber que solamente iba a ser de forma temporal.

Una vez todo vuelva a su lugar el jinete podrá recuperar la normalidad de su vida y centrarse de lleno en su aventura empresarial y en su nueva vida en su casa de La Finca de Pozuelo de Alarcón que con tanta ilusión ha estado decorando desde que salió del palacio de Liria. La venta al Estado español de una tabla de Fra Angélico por 18 millones de euros no ha sentadomuy bien entre Cayetano y sus hermanos, quienes prefieren guardar discreto silencio a sabiendas de que ahora el único que tiene poder de decisión sobre el patrimonio de la Casa de Alba es el actual duque de Alba, Carlos Fitz-James Suart. «La Virgen de la Granada» fue una de las obras más queridas de la difunta Cayetana y una de las grandes joyas de la colección familiar, y pronto pasará a colgar en una sala del Museo del Prado.