AFP

Catherine Deneuve corta el hilo con YSL

La actriz subasta su colección de piezas de Alta Costura creadas por Yves Saint Laurent, el hombre que, dice, «educó mi gusto en el vestir»

Actualizado:

A principios de los años 60, Catherine Deneuve se convirtió en musa, confidente y amiga de un jovencísimo Yves Saint Laurent, que lanzaba su propia marca tras ser despedido por los sucesores de Dior. Desde entonces, la actriz atesoró piezas-joya -en muchas ocasiones, modelos únicos- que ahora vende al desprenderse de su casa en Normandía, el edificio que ha sido hogar de su valioso guardarropa.

Christie’s será de nuevo responsable de llevar a término esta interesante subasta, que tendrá lugar en París a finales de enero. Catherine Deneuve ha declarado que la venta de su château de Normandía es el principal motivo de que se desprenda de su gran colección de piezas de Saint Laurent. Según Christie’s, la actriz francesa habría declarado «sentir cierta tristeza por desprenderme de las creaciones de un hombre talentoso que ideaba sus prendas siempre pensando en embellecer a la mujer».

El gran archivo

La subasta tendrá un postor asegurado. El grupo Kering, actual propietario de la marca Saint Laurent, a buen seguro verá así encarecidas las piezas que desea integrar en un archivo propio que podría desarrollarse para transformarse en nuevos museos de la casa. Trajes de chaqueta, vestidos, abrigos y accesorios se pondrán a la venta durante la Semana de la Alta Costura de París. Un total de 150 piezas conforman la venta, que tendrá lugar en las oficinas de Christie’s de París, en la Avenue Matignon.

La relación personal entre Catherine Deneuve e Yves Saint Laurent se extendió toda la vida, tras conocerse de cara al rodaje de «Belle de jour», de Luis Buñuel, en 1966. Pero su colaboración se extendió a la vida personal y profesional de la artista, ya que Saint Laurent fue el responsable de buena parte de sus atuendos en el celuloide, además de diseñar las prendas de «Belle de jour», que hicieron historia por su austeridad y modernidad. El vestuario ideado para el personaje de Severine incluía vestidos y abrigos justo por encima de la rodilla, un largo poco habitual hasta entonces, y zapatos realizados para Yves por Roger Vivier.

El impacto de una imagen

Más tarde, Saint Laurent realizó su vestuario completo para «El amor es un extraño juego» (1968), de Alain Cavalier, y «La sirena del Mississipi» (1969), de François Truffaut. Pero fueron quizás los modelos ideados para «El ansia», dirigida por Tony Scott en 1983, los que impactaron toda una década, con un novedoso y extraño sentido de la feminidad, que el complejo personaje de vampiro de Miriam luciría con elegancia rodeada de David Bowie y Susan Sarandon. «La penetrante seriedad de Yves durante las pruebas de vestuario y su encantadora timidez marcaron todos nuestros años juntos. Éramos cómplices, nos gustaba reír juntos sobre tonterías y a menudo nos unía cierto sentimiento de melancolía. A su lado, eduqué mi gusto en el vestir», dijo la actriz.

Según el presidente de Christie’s en Francia, François de Ricqlès, esta subasta será más que eso, pues se convertirá en todo un evento social, con la asistencia de actrices, costureros de renombre y personalidades de los cinco continentes. Las piezas creadas por Yves Saint Laurent se caracterizaban por la modernidad y movilidad que otorgaban a la mujer, ya que el artista de Orán inventó un guardarropa femenino inspirado en las prendas del vestidor masculino, ideando chaquetas safari, abrigos, trajes de pantalón y esmoquin para ellas.

Entre las piezas que saldrán a subasta en enero, y que se podrán ver desde el día 19 al 24, están un esmoquin negro de lana con pasamanería, de Alta Costura, que podría sobrepasar los 1500 euros; un vestido largo de muselina azul de la colección de Otoño-invierno 1997, de unos 3.000 euros, que la actriz llevó en una ceremonia del Festival de Cannes; o un vestido mini con aplique de perlas de la colección de costura de Primavera-Verano 1969, que Deneuve lució en su encuentro con Hitchcock, y que saldrá por unos 5.000 euros. De los 300 lotes, la mitad saldrá a la venta a través de internet.

Catherine Deneuve, a sus espléndidos 75 años, rememora con la subasta el día en que -hace ya 53 años- se presentó en el taller de Yves en rue Spontini para que le crease algún modelo de la colección «rusa» que Saint Laurent había presentado unos meses antes. Spontini fue el inicio de una gran amistad, que ahora Christie’s desgrana para el público.