María Teresa Campos y Bigote Arrocet
María Teresa Campos y Bigote Arrocet - KMJ/KMA

María Teresa Campos aún tiene a su Bigote

La pareja sigue adelante y en nada se les verá juntos

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

María Teresa Campos lleva desde hace unos días disfrutando del sol en Málaga junto con dos de sus mejores amigas. Nada nuevo. El año pasado también lo hizo, y si no que tiren de hemeroteca. Tampoco llegó con Edmundo que se unió más tarde. Recuerdo que por estas fechas me llegaba una imagen del cómico solitario en la terraza del hotel de playa en el que se suelen alojar y me aseguraban que habían roto o discutido. Una fuente cercana me aclaraba entonces que él cenaba solo porque la veterana periodista estaba enfrente en casa de unas amigas jugando a cartas, y que a Bigote no le gusta porque se divierte más pintando camisetas o mirando las estrellas.

Ahora lleva un mes fuera de España por motivos personales acreditados y ya se habla de ruptura. Y aunque su hija Carmen Borrego ejerza de portavoz para desmentir la información y advertir de que llega la próxima semana, se sigue sembrando la duda sobre una ruptura e incluso he llegado a oír que Bigote igual no regresa.

Me temo que se van a llevar una sorpresa cuando le vean dentro de unos días en la playa con María Teresa. Porque esta relación sigue adelante, es un pacto maduro, con espacios libres para ambos, así la cosa se hace más llevadera. Bigote, le debe mucho y viceversa. Me aseguran que un caballero no se iría sin despedirse de una dama. Ella me dicen que ha cedido mucho para no cometer errores pasados pero él también ha tenido que claudicar. Porque si no duermen en la misma habitación es porque Campos no quiere. Pero a pesar de ser una coqueta aún quiere tener bigote y estrenarán nido de amor en breve.