Brigitte Bardot, con el matrimonio Macron en el Palacio del Elíseo, en una imagen de archivo
Brigitte Bardot, con el matrimonio Macron en el Palacio del Elíseo, en una imagen de archivo - ABC

Brigitte Bardot entra en campaña para llevar la «fiesta de los animales» a Europa

La musa del cine francés apoya la lista del Partido Animalista de cara a las elecciones de mayo

Corresponsal en ParísActualizado:

Tan viva, enérgica, combativa, sincera y polémica como hace más de seis décadas, cuando se convirtió en una estrella, Brigitte Bardot (84) se aleja de la extrema derecha de la familia Le Pen para apoyar de manera activa la lista del Partido Animalista (PA), que promete ser especialmente activo en la inminente campaña de las elecciones europeas, el próximo 26 de mayo. Pese a que en un primer momento se dijo que formaría parte de la lista electoral de la formación política, finalmente se ha confirmado que defenderá la causa con su presencia en mítines y en los medios, aunque no engrosará la lista electoral.

Se trata, de cualquier manera, de un giro «político» aparente y del comienzo de una nueva batalla, sin cambiar lo esencial: el dinamismo imparable de la octogenaria más legendaria de Francia. No en vano, el pasado mes de noviembre posaba junto a dos de sus perros y ataviada con un chaleco amarillo para defender la causa de miles de franceses, que cada sábado salen a las calles para protestar. Por aquel entonces, el movimiento de los chalecos amarillos estaba en las cotas más altas de aceptación entre los franceses, antes incluso de que los extremos -de la derecha a la izquierda- tomaran el mando de las revueltas.

Desde hace años, Bardot no oculta su cierta simpatía hacia Jean-Marie y Marine Le Pen, algo en lo que ha coincidido con otros célebres colegas como Alain Delon o Gerard Depardieu. Sin embargo, ahora enfocará todos sus esfuerzos en la causa que defiende desde hace décadas, tal y como ha manifestado en una entrevista concedida a «Var-Matin». «Hay una nueva fiesta, la fiesta de los animales y ¡estoy con ellos!», explica. Y añade, con evidente regocijo, que «¡Los animales son la prioridad!» En su opinión, «estos movimientos reúnen a personas disgustadas por la política. Por mi parte, no estaré en el primer lugar de la lista electoral, pero les doy todo mi apoyo».

Así pues, la gran leyenda del cine e icono de Francia desde hace más de medio siglo ha decidido dar un nuevo giro a su activismo, que abre una brecha con los Le Pen. Y es que BB sigue en sus trece: la defensa de los animales, «integrándose» en un partido consagrado a ese combate, con un matiz significativo. El PA francés sostiene muy buenas relaciones con un nuevo partido ecologista, el Rassemblement des ecologistas pour le vivant (REV), una formación que aspira a la fusión entre ecología y defensa de los animales. El REV está animado por ecologistas radicales, que esperan encontrar en BB una «militante emblemática», capaz de dar al movimiento un «gran impulso». Bardot, que está encantada de dar guerra, ha cuestionado repetidamente a Emmanuel Macron sobre la causa animal, pese a que en su día fue recibida en el Elíseo por el presidente y su esposa Brigitte. Tras charlar con él, elogió su «atención» y «buena disposición». Pero en agosto, después de los arbitrajes sobre la reforma de la caza, Bardot proclamó que estaba «furiosa» y lo acusó de «arrodillarse» frente a los cazadores.