GTRES

Brad Pitt, el más sucio del pisito de solteros

El actor Jason Priestley habla sobre sus años de convivencia en Nueva York con el ex de Angelina Jolie

MadridActualizado:

Son muchos los adjetivos que se identifican con la figura de Brad Pitt (54), casi todos bastante halagadores. Pero ahora, además de ser considerado uno de los hombres más atractivos del mundo, podría ser tachado como un tipo que, al menos en sus años mozos, estaba en las antípodas de resultar «pulcro».

El que fuera su amigo y compañero de piso, Jason Priestley (48) ha cometido la tremenda «indiscreción» de detallar a los medios alemanes cómo resultó su convivencia cuando se buscaban la vida en el Nueva York de los 80. Según Priestley, las anécdotas de su pequeño apartamento darían para una novela por entregas.

Los dos jóvenes con su pandilla, Brad con camisa de cuadros al fondo y Jason camiseta blanca en la derecha de la foto
Los dos jóvenes con su pandilla, Brad con camisa de cuadros al fondo y Jason camiseta blanca en la derecha de la foto - ABC

«Como no teníamos ni mujeres ni trabajo, nuestra competición se limitaba a ver quién de los dos pasaba más tiempo sin bañarse», confiesa el actor que encarnó al guapito Brandon Walsh en la mítica serie «Sensación de vivir». Por si había alguna duda, Priestley insiste: «Y como en casi todo, Brad me ganaba».

Esta no es la primera vez que el canadiense recupera protagonismo por hablar de la expareja de Angelina Jolie. En 2014, el intérprete escribió un libro autobiográfico, «Jason Priestley: a memoir», en el que además de hacer un repaso a su trayectoria profesional, relata el trágico accidente en el que casi pierde la vida. En aquellas páginas también se acordó de Brad Pitt. «El hecho de que los dos nos hiciéramos tan famosos destruyó nuestra pandilla de amigos. Fue muy triste, pero en aquellos días no había internet y perdimos el contacto», se lamentaba Jason.

Tormentosa separación

Años después, ninguno ha mostrado la intención de recuperar la amistad que dejaron truncada en los 90. En la actualidad, las preocupaciones del célebre Pitt se limitan a deshacer la maraña en la que se ha convertido su proceso de divorcio con Jolie, quien tras dos años separados, sigue atormentándole.

«Brangelina», como sus seguidores habían bautizado a la pareja
«Brangelina», como sus seguidores habían bautizado a la pareja - Internet

Angelina proclama a los cuatro vientos que Brad no se hace cargo de la manutención de sus hijos y él, a través de su abogado insiste en que es una manipuladora y que desde la ruptura ha invertido nueve millones de dólares en el bienestar de su prole.