Los duques de Huéscar con la Reina Sofía - ABC

Boda duques de HuéscarEl primer baile de los novios y su encuentro con la Reina Sofía tras el «sí, quiero»

Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo pusieron el broche de oro a su relación este sábado en los jardines del Palacio de Liria

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Fue el pasado mes de abril cuando la pareja formada por Fernando Fitz-James Stuart, primogénito del duque de Alba, y Sofía Palazuelo anunciaron que pronto se darían el «sí, quiero». Este sábado, los duques de Huéscar cumplieron su sueño antes más de 600 invitados en los jardines del Palacio de Liria.

El gran enlace, como era de esperar, reunió a lo más granado de la sociedad. Entre los invitados no solo se encontraba la Reina Sofía, en representación de la Casa Real, sino también príncipe Pierre d’Arenberg, Victoria de Hohenlohe, los marqueses de Griñón, Esperanza Aguirre, Anna Gamazo e Íñigo Méndez de Vigo, por citar a algunos de los asistentes, que fueron testigos del «sí, quiero» y otros emotivos momentos de la celebración.

Los novios, en los jardines del Palacio de Liria
Los novios, en los jardines del Palacio de Liria - ABC

Entre esos momentos, se encontraba el baile nupcial. Los novios, muy emocionados, se decantaron por impresionar a sus invitados con un vals. Previamente, disfrutaron de un suculento almuerzo en los jardines del Palacio de Liria: ensalada de bogavante y langostino con verduritas mediterráneas y mayonesa de cítricos, pularda de Breas al horno fileteada con salsa de Armagna y uvas en almíbar, acompañada de cebollitas perlas braseadas y patatas paja. Para terminar un pedazo de tarta árabe de obleas frita con crema inglesa y almendras escarchadas.

Una boda muy emotiva que hubiese hecho mucha ilusión a Cayetana de Alba, fallecida el 20 de noviembre de 2014 en el Palacio de Dueñas, Sevilla. Quien sí estuvo fue su confesor, el sacerdote Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, encargado de santificar a la pareja, como ya hizo con otros miembros de la familia aristócrata.

Los duques de Huéscar con el sacerdote Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, confesor de Cayetana de Alba
Los duques de Huéscar con el sacerdote Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, confesor de Cayetana de Alba - ABC