Bill Cosby, a la salida del juicio que concluyó el pasado mes de junio
Bill Cosby, a la salida del juicio que concluyó el pasado mes de junio - REUTERS

Bill Cosby será juzgado de nuevo en noviembre

El jurado fue incapaz de llegar a un veredicto y el litigio fue declarado nulo

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El cómico Bill Cosby, icono de la cultura popular de Estados Unidos, volverá a sentarse en el banquillo para ser juzgado por abusos sexuales el próximo 6 de noviembre, según determinó hoy un juez del condado de Montgomery, en Norristown (Pensilvania).

Cosby, de 79 años, ya se sometió a un juicio el pasado junio, pero el jurado fue incapaz de alcanzar un veredicto y el litigio fue declarado nulo. El juez de Pensilvania Steven O'Neill, que presidió el proceso anterior, determinó este jueves que el juicio volverá a celebrarse en el edificio de la antigua corte de Norristown, que estuvo rodeada de un gran dispositivo de seguridad con decenas de policías durante los once días que duró el primer juicio.

El proceso se centra en la figura de la canadiense Andrea Constand, una mujer que sostiene que una noche a principios de 2004 el artista la invitó a su mansión de la localidad de Cheltenham (Pensilvania) y le dio unas pastillas que la marearon, le nublaron la vista y permitieron que el comediante abusara de ella.

Cosby ha rechazado en varias ocasiones las acusaciones de abusos sexuales y asegura que su relación con Constand fue consensuada, aunque admitió haber usado drogas como señuelo para atraer a las mujeres, pero nunca como una herramienta para incapacitarlas.

El actor se ganó el apodo de «papá de América» por su papel como doctor Cliff en el famoso programa «The Cosby Show», un programa de la década de los 80 que mostraba la vida de una familia afroamericana de clase media y que rompía con los estereotipos con los que los negros eran retratados hasta entonces en la televisión.

Ahora, sin embargo, el artista está acusado de tres delitos de abuso sexual, que acarrean cada uno de ellos una pena máxima de 10 años de cárcel y una multa de 25.000 dólares.