María José Campanario y Jesulín de Ubrique
María José Campanario y Jesulín de Ubrique - GTRES

El «annus horribilis» de María José Campanario

La odontóloga ha tenido que ser ingresada hasta en cinco ocasiones

MADRIDActualizado:

No es un secreto que María José Campanario (38 años) no pasa por uno de los mejores años de su vida. La mujer de Jesulín de Ubrique ha tenido que ser ingresada en varias ocasiones por la fibromialgia que padece. Pese a que hace tan solo unas semanas, la odontóloga anunciaba su intención de renovar los votos con su marido para festejar sus 15 años de casados, la alegría no le ha durado mucho.

El torero ha confirmado que la reboda queda aplazada. ¿La razón? Una nueva recaída. Campanario ha sufrido un nuevo achaque y se encuentra de baja, por lo que han visto necesario posponer la ceremonia que estaba prevista para el próximo 15 de julio. «Tiene que recuperarse de la última crisis, por eso dejamos la celebración», dijo el diestro para la revista «Diez minutos».

Para ella está siendo muy duro. En el último año ha tenido que ingresar en el hospital hasta en cinco ocasiones. Lleva doce años luchando contra la enfermedad. «Tengo que ingresar cuando ya no puedo soportar el dolor de mil cuchillos sobre mi cuerpo», contó. Ha tardado mucho en saber que la padecía, ya que es una enfermedad de difícil diagnóstico y sin cura. «Las enfermedades reumáticas son complicadas, y básicamente lo que hacen cuando tengo una crisis es paliar el dolor», asegura a la vez que cuenta que el mayor problema es que es intolerante a un «abanico muy amplio de analgésicos».

Ahora ha decidido probar con un tratamiento nuevo en su casa, además de contar con la ayuda de un fisioterapeuta, un médico y un enfermero que le ayudan a tratar con esta enfermedad diariamente desde la comodidad del hogar.

También ha tomado la decisión de cerrar su cuenta de Instagram tras las críticas que recibió al publicar un vídeo en el que defendía a su hijastra, Andreita Janeiro. «Cierro temporalmente la cuenta por problemas de salud. La cerraré mañana por la mañana. Necesito descansar en esta crisis, pero volveré, de acuerdo? Un beso a todos», se despedía la pasada semana la dentista de todos sus seguidores.