Irina Shayk
Irina Shayk - Gtres

La amarga historia de Irina Shayk, humillada por su color de piel

La modelo llegó a aceptar su aspecto y ahora es su fuente de ingresos

MadridActualizado:

En la actualidad, la deslumbrante Irina Shayk es la envidia de muchas mujeres en todo el mundo, considerada como una de las modelos más atractivas en la esfera pública, la maniquí rusa admitió en una entrevista con el diario estadounidense «OK!» que su vida no fue siempre así, pues en su adolescencia sufrió muchos complejos por su físico y su nombre. «Cuando era joven, los chicos se burlaban de mí. Era alta y tenía la piel más oscura y los labios más grandes, y me llamaba 'palo' porque llevaba tacones altos», explicó. «Llevaba faldas, nunca pantalones, a la escuela, y me decían: '¡mira, Stick está caminando con sus tacones!' Sí, eso era muy triste».

La estrella de «Sports Illustrated» llegó a aceptar su aspecto y ahora es su fuente de ingresos, según aseguró en la entrevista el mejor truco para mantener su belleza es un buen descanso: « El mejor truco de maquillaje es dormir mucho, como 12 horas. Cuando no duermo lo suficiente, me pongo de mal humor y loca».

La belleza morena, que salió con la estrella del fútbol portugués Cristiano Ronaldo durante cinco años, también elogió a su nuevo novio, Bradley Cooper, por su sobriedad. Admitió que su madre le aconsejó que «nunca saliese con un tipo que fuma o bebe»: «Mi padre jugaba hockey y boxeaba, y mi madre le amaba mucho, él estaba realmente sano».

Recordemos que el cuatro veces nominado al Oscar, Bradley, de 40 años, tomó la decisión en 2004 de dejar de beber y consumir drogas porque le estaban frenando para que no lograra sus sueños.