Adrián, sobre el cajón, en compañía de sus músicos
Adrián, sobre el cajón, en compañía de sus músicos - GTres
GENTE

Adrián Martín, el niño con hidrocefalia, se consagra como estrella de la música

El pequeño malagueño, de 11 años de edad, presenta en madrid su primera disco, «Lleno de vida»

MadridActualizado:

Uun vídeo casero, en el que le cantaba a su hermana «Qué bonito», de Rosario Flores, causó furor Facebook y en YouTube. Más tarde, el programa de Telecinco «Levántate», confirmó que este malagueño de 11 años tiene trazas de estrella. Adrián Martín nació con hidrocefalia y a lo largo de su corta vida se ha sometido a más de 15 operaciones (la primera, a los 40 días de nacer). Sin embargo, desde la cuna ha demostrado un don especial para la música y una encomiable tenacidad. «Al mes de nacer, tras un parto inducido cuando me encontraba en el séptimo mes de gestación, me di cuenta de su talento. Lo tenía en brazos, acababa de darle el biberón y emitió una nota musical tan perfecta, que me asuste y lo solté inmediatamente en la cuna. Nunca dije nada a mi familia, porque pensé me tomarían por loca. Pero yo sabía que mi hijo tenía un don», recuerda hoy su madre, Toñi Vega, quien junto a su marido Rafael Martín ayer estuvo en la presentación del primer disco de Adrián, «Lleno de vida», en la sede madrileña de Sony Music.

El álbum reúne 14 temas que sirven para explotar todos los registros de este singular artista y que ha contado con la colaboración de grandes nombres de la música, como la propia Rosario Flores, con quien interpreta la conmovedora «Qué bonito»; India Martín, Estrella Morente, José Luis Perales, Pitingo, José Mercé, Niña Pastori o Coti.

Adrián besa a Eva Longoria en la gala Global Gift de Madrid
Adrián besa a Eva Longoria en la gala Global Gift de Madrid - Cordon Press

Con una sonrisa permanente, ayer Adrián parecía el niño mas feliz del mundo. Sus padres, sin embargo, estaban aún más emocionados. Hoy a Adrián lo quieren en todas partes. Ha actuado en México, Chile y EE.UU. Se le espera en Corea, las televisiones se lo disputan... Y todo gracias al milagro de su éxito en las redes sociales. «Aún no soy consciente de lo que está pasando. Cuando estaba en mi sexto mes de embarazo, me dijeron que mi hijo tenia hidrocefalia congénita y que podía quedarse como un vegetal. Yo decidí seguir adelante, algo dentro de mí me lo repetía una y otra vez. Cuando nació prematuro, mi obsesión era su cabeza. Le han operado para ponerle varias válvulas o cambiárselas y ahora le tienen que intervenir en una mano», explica su madre.

Toñi Vega y Adrián en la presentación del disco
Toñi Vega y Adrián en la presentación del disco - ABC

Residen en Vélez-Málaga, donde la familia regenta una ferretería. «Al año y medio Adrián empezó a entonar el “Cumpleaños feliz” y nos sorprendió a todos. Como mi madre ha estado mucho con él, y dado que ella es una amante de la copla, Adrián se ha criado escuchando este género. A los 5 años ya se sabía “María de la O”, que era la favorita de su abuela», recuerda.

Toñi reconoce que la música ha sido el mejor tratamiento para «Adri». «En cuanto vuelve del colegio, se pone a tocar el cajón y ya no hay quien lo pare. Está muy motivado y con tanta ilusión, que aprendió a leer y escribir en cuatro meses. Fue la condición que le pusimos para que siguiera cantando. Pienso que mi hijo, ademas de cantar, va a ser un gran músico», augura Toñi. «Para él la música es lo primero, es lo único que le estimula. Con este disco, está viviendo su gran sueño».