La Familia Real de los Países Bajos - GTRES

Las vacaciones de la realeza

Las Familias Reales europeas se despiden de sus agendas oficiales para arrancar el verano con el tradicional posado en sus residencias de recreo estival

Actualizado:

La Familias Reales europeas se despiden de sus agendas oficiales para arrancar el verano co el tradicional posado en sus residencias de recreo estival.

La Familia Real de los Países Bajos recuerda a la hermana de Máxima

Amplias sonrisas dibujadas en sus rostro, estilismos a todo color y, sobre todo, mucha espontaneidad. El posado veraniego de los Reyes de los Países Bajos con sus tres hijas-Amalia (14) años, Alexia (13) y Ariane (11)- es el vivo retrato de una familia feliz, que ha sabido sobreponerse a la adversidad en tiempo récord. Estas son las primeras fotografías en las que aparecen los cinco juntos, tras el suicidio el pasado junio de Inés Zorreguieta, la hermana menor de Máxima. La Reina ha dado durante estas semanas una auténtica lección de saber estar y de compromiso con sus obligaciones, recuperando su agenda oficial tan solo unos días después de enterrar a su hermana de 33 años.

La familia lleva viviendo 15 años en Villa Eikenhorst
La familia lleva viviendo 15 años en Villa Eikenhorst- EFE

Máxima ha tenido muy presente a Inés durante el desarrollo de la sesión de fotos, tomadas en Villa Eikenhorst, en la localidad de Wassenaar, donde la familia lleva viviendo 15 años. «Me han dicho cosas tan amables, incluso de personas que habían pasado por algo similar, que me alegra que todo esto haya podido ayudar a alguien», declaró Máxima, emocionada. Una vez concluido el posado ha reconocido que la vida sigue. «A las niñas les va muy bien, y debemos concentrar nuestra energía en la labor que desempeñamos».

La elección de Villa Eikenhorst como escenario para su posado tiene un significado especial. Este podría ser el último verano que se fotografían en los jardines de la casa puesto que tienen previsto trasladarse a finales de año al palacio Huis ten Bosch, en La Haya. Durante estos meses finalizarán las obras de acondicionamiento y sus tres hijas han tenido la oportunidad de elegir el color de las paredes de sus dormitorios. Las niñas acaban de terminar el curso escolar y, durante sus vacaciones, sus padres tratarán de que desconecten y racionen el uso de móviles y ordenadores.

Mette-Marit de Noruega arranca el verano en Conil

Haakon de Noruega y Mette-Marit, su esposa, apenas pisan las residencias estivales a disposición de la Familia Real. El matrimonio prefiere optar por un nuevo destino cada verano. Así, les hemos visto a remojo bajo el sol de Portofino, en la Costa Azul o en Sicilia. En alguna ocasión, incluso se les ha afeado el no promocionar el turismo nórdico optando siempre por un destino extranjero.

Este año, Mette-Marit arrancó sus días de asueto en nuestro país, concretamente en Conil de la Frontera. Viajó hasta la localidad gaditana acompañada de su madre, Marit Tjessem, y de sus dos hermanos, Espen y Per Hoibi. La familia se alojó en la urbanización de lujo Roche Residencial, con salida directa a la playa y rodeada por un bosque de pinos. La esposa del Heredero al Trono noruego optó por un perfil discreto y su escapada solo trascendió después de que se publicase una foto de ellos en uno de los restaurantes en los que almorzaron. Mette-Marit ya había visitado nuestro país en otras ocasiones. Siguiendo los pasos de su suegro el Rey Harald, un gran enamorado de Mallorca, recaló algunos veranos en la isla balear junto a su marido.

Bygdoy es una zona residencial de Oslo, en la que en 1939 se levantó esta casa a las que los Reyes Harald y Sonia se trasladan cada verano
Bygdoy es una zona residencial de Oslo, en la que en 1939 se levantó esta casa a las que los Reyes Harald y Sonia se trasladan cada verano

La residencia oficial de verano de la Familia Real noruega se halla en Bygdoy, una antigua isla que el cambio del nivel del mar unió al continente y hoy pertenece a Oslo. La finca se levantó en 1739 y comenzó a ser usada como casa de verano regia por el Rey Haakon y su esposa, la Reina Maud, a principios del siglo XX. Los actuales Reyes han continuado la tradición de pasar en esta granja parte de sus veranos y en agosto desembarcarán allí. El Rey Harald participó la semana pasada en el Campeonato Mundial de Vela, a bordo de la embarcación Sira, con el que conquistó el tercer puesto de su categoría.

Victoria de Suecia abre el jardín de palacio por su cumpleaños

La estética del Palacio de Solliden, en la isla báltica de Öland, evoca a las casas de campo de estilo italiano. Lo que más destaca de esta residencia de tres plantas es su privilegiado enclave, rodeado de naturaleza, con unos extensos jardines. La Familia Real sueca acostumbra a instalarse en este palacio durante algunas semanas del verano. La temporada estival suele arrancar el 14 de julio, cuando la Princesa Victoria abre los jardines de la residencia a los ciudadanos para celebrar su cumpleaños. El pasado sábado unas 4.000 personas se desplazaron hasta allí para felicitarla por su 41 aniversario. Antes de que comenzaran los fastos, protagonizó un posado veraniego junto a su marido Daniel Westling, sus dos hijos y sus padres, los Reyes.

El Palacio Solliden es ka residencia de verano de Victoria de Suecia
El Palacio Solliden es ka residencia de verano de Victoria de Suecia

Como suele ocurrir en estas reuniones, los pequeños de la casa fueron los que finalmente acaban acaparando los flashes. El Príncipe Óscar, que tiene solo 2 años, mostró a la prensa sus habilidades chutando una pelota, mientras que su hermana Estelle, de 6, regalaba sonrisas y saludos constantemente, presumiendo de larga cabellera rubia. A los Reyes, Carlos Gustavo y Silvia se les veía encantados en su papel de abuelos, cogiendo a los niños de la mano y tratando de que pararan quietos durante los minutos que duró la sesión fotográfica. Victoria, la gran protagonista del día, eligió para la ocasión un maxivestido boho chic estampado de Zadig & Voltaire, con un precios de unos 440 euros.

Horas más tarde la Familia Real, esta vez al completo, disfrutó de un festival en el estadio deportivo de Borgholm donde se vio a Victoria vestida con el traje regional, al igual que su madre. El cansancio acumulado durante el día era palpable y Estelle no puedo contener algún que otro bostezo.

Federico de Dinamarca, fiel al castillo de Grasten

La Familia Real danesa posee varias residencias que utiliza en esta época estival, pero los Príncipes Federico y Mary siempre han mostrado especial predilección por el castillo de Grasten, al sur de Dinamarca y muy próximo a la frontera con Alemania. La finca dispone de 130.000 metros cuadrados que acogen una enorme residencia con parques, lagos, piscina y majestuosos jardines. Ayer, el matrimonio posó junto a sus cuatro hijos -Christian (12), Isabella (11), Vincent y Josephin (7)- saliendo de esta residencia, donde ultiman los preparativos para la llegada del resto de componentes de la familia. Los cinco fueron fotografiados en una actitud de lo más relajada y posteriormente participaron en un desfile hípico.

En unos días, se reunirá con ellos la Reina Margarita, quien vive su primer verano sin la compañía de su marido el Príncipe Enrique, fallecido el pasado febrero. Su delicado estado de salud ya le obligó en julio de 2017 a ausentarse del tracional posado puesto que en esas fechas fue ingresado de urgencia en el hospital de Aarhus, para ser tratado de una fuerte infección en una pierna.

El Castillo de Grasten está situado al sur de Dinamarca
El Castillo de Grasten está situado al sur de Dinamarca

El matrimonio solía dividir el verano entre Grasen y el castillo de Cayx (en el sur de Francia), que el Príncipe Enrique adquirió en 1974, siete años después de casarse. Esta propiedad siempre tuvo un especial significado para él, una manera de mantenerse fiel a sus orígenes puesto que siempre se sintió vilipendiado en Noruega y nunca aceptó el papel de «segundón» al que según él le relegó su mujer. Enrique encontró su mejor vía de escape recluyéndose en este castillo, volcado en su restauración y en la conservación de los viñedos. Probablemente, su familia rememore este verano todas las anécdotas que protagonizó.