El PSOE hace valer los resultados del 26-M y controla la mayoría de los grandes municipios

El PP consigue a última hora Aranjuez y retiene sus feudos históricos en la zona oeste

MadridActualizado:

Más allá de la capital, donde la pérdida de votos ha convertido al partido liderado por Pepu Hernández en cuarta fuerza, la región de Madrid es hoy más socialista que hace cuatro años. El partido del puño y la rosa escenificó ayer los buenos resultados del 26-M para hacerse con el control de la mayoría de los grandes municipios. Además de afianzarse en el cinturón sur, donde revalida los ayuntamientos de Móstoles, Fuenlabrada, Leganés, Getafe y Pinto, extiende su dominio al recuperar Parla y Alcorcón. Consolida también su presencia en el Corredor del Henares, con el control de Alcalá, Coslada y San Fernando.

El PP, por su parte, mantiene el liderazgo en la zona oeste y consigue el bastón de mando en Torrejón de Ardoz, Pozuelo de Alarcón, Majadahonda, Collado Villalba, Boadilla del Monte y Galapagar. Ciudadanos logra las alcaldías de Valdemoro, Villaviciosa de Odón y Paracuellos de Jarama, mientras que la confluencia formada por Izquierda Unida y Más Madrid se hace con el poder en Rivas-Vaciamadrid.

Cinturón sur

Tras vencer en las urnas en Fuenlabrada, con 16 concejales; Getafe, con 11; Móstoles, con 10; Leganés, con 10; Alcorcón, con 9; Parla, con 9 y Pinto, con 9, entre otras localidades del sur, el PSOE apuntala su principal bastión gracias -en la mayoría de los casos- a los pactos alcanzados con Más Madrid y Podemos.

Los socialistas recuperan la localidad alcorconera tras rubricar un acuerdo con Podemos Ganar Alcorcón para formar un gobierno de coalición, liderado por su candidata, Natalia de Andrés. Sucede en el cargo a David Pérez (número 2 de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad), al frente del municipio en las dos últimas legislaturas. Del mismo modo, el socialista Ramón Rodríguez Jurado gana para su partido Parla, regida por el PP en la anterior legislatura, al obtener el respaldo de los cuatro ediles de Unidas Podemos.

En Leganés, el alcalde en funciones y candidato del PSOE, Santiago Llorente, reedita el mandato apoyado por Más Madrid-Leganemos, que recibe a cambio de las áreas de Desarrollo Local, Empleo, Asuntos Sociales, Cultura, Festejos e Igualdad. En la misma línea, el respaldo de los dos concejales de Más Madrid Ganar Móstoles y los dos de Podemos permiten a la alcaldable del PSOE, Noelia Posse, continuar al frente de Móstoles cuatro años más. Al igual que en Pinto, donde el candidato Diego Ortiz gobernará gracias a los votos de Unidas Pinto y Podemos.

Diferente situación le espera a la socialista Sara Hernández en Getafe, investida alcaldesa como lista más votada, toda vez que el resto de partidos se votaron a sí mismos, a excepción de Más Madrid-Compromiso por Getafe, que se abstuvo. Y, sin necesidad de negociar con otras formaciones, el PSOE continúa su labor al frente del Ayuntamiento de Fuenlabrada, después de que su aspirante, Francisco Javier Ayala Ortega, sacara una amplia mayoría absoluta que le hace revalidar el cargo.

En el otro lado, el PP desbanca a Ciudadanos en Arroyomolinos al ser elegida por mayoría simple su candidata, Ana Millán. Esta investidura llega después de fracasar las distintas negociaciones entre Ciudadanos (4), PSOE (3), Vecinos por Arroyomolinos (3) y Podemos (2) para conformar un acuerdo de investidura alternativo. Los populares, además, logran una victoria de última hora en Aranjuez. La aspirante María José Martínez de la Fuente supera a su homóloga del PSOE gracias al apoyo de Cs, Vox y Agrupación Ciudadana Independiente para Aranjuez.

Ciudadanos retoma el control de Valdemoro al ser proclamado su candidato, Sergio Parra, con los votos de PP y Vox. De esta forma, la formación naranja vuelve a gobernar en la localidad, después de que en la anterior legislatura prosperara una moción de censura, presentada por el PSOE.

Franja oeste

La zona oeste conserva el color azul tras revalidar el PP sus principales feudos. El candidato popular de Boadilla del Monte, Javier Úbeda, que sustituyó al diputado nacional Antonio González Terol, selló su mandato el pasado 26-M con una holgada victoria por mayoría absoluta. Los populares mantienen Las Rozas, Pozuelo de Alarcón y Majadahonda, fruto del acuerdo firmado con Vox a nivel nacional, por el que ambos grupos se comprometieron a alcanzar juntos la gobernabilidad en aquellas poblaciones donde sumasen mayoría suficiente sin necesidad de negociar con otras formaciones. Por ello, José de la Uz, Susana Pérez Quislant y Jose Luis Ustarroz tomarán, respectivamente, los bastones de mando de estas tres municipios.

En Collado Villalba, el PP ha firmado con Cs un acuerdo para investir como regidora a su candidata y actual alcaldesa, Mariola Vargas. Con esta localidad, una de las 79 que que han conseguido los populares en la región, el partido de Pablo Casado controla las cinco más pobladas al oeste de la capital.

Corredor del Henares

Junto al cinturón sur, el corredor del Henares y la zona este han sido los grandes caladeros de la izquierda en las elecciones. Al igual que cuatro años atrás, el PSOE ha aprovechado su posición de partido más votado y ha renovado su mandato en todos los ayuntamientos donde ya gobernaba. El más importante es Alcalá de Henares, donde Javier Rodríguez ha pactado con los dos ediles de Podemos-IU, imprescindibles para la mayoría absoluta. El alcalde inicia su segundo mandato de la misma forma que terminó el anterior, procesado por un delito de prevaricación administrativa que, sin embargo, no le ha pasado factura en las urnas.

Quien también revalida el bastón de mando es el socialista Ángel Viveros en Coslada, con unos aliados muy similares. Viveros, con ocho ediles, volverá a ser el regidor de la localidad gracias a los apoyos de los cuatro concejales de Podemos y de uno de Más Madrid. En la vecina San Fernando Javier Corpa mantendrá este ayuntamiento para el PSOE, pero en su caso con Cs como aliado. Este fue uno de los giros inesperados de la constitución de los gobiernos, habida cuenta de que la previsión es que sellara su acuerdo con las fuerzas de izquierda.

En mitad de las victorias socialistas, no obstante, resiste el último reducto popular, la aldea gala del PP en la zona: Torrejón de Ardoz. Ignacio Vázquez, con una mayoría absoluta de 19 concejales, volverá a ser el alcalde de la localidad con la responsabilidad no solo de continuar con las políticas que han transformado la ciudad, sino de mantener el orgullo de su partido al obtener el mejor resultado del partido en España en municipios de más de 100.000 habitantes.

La excepción entre tanto rojo, azul y naranja en el mapa será, una vez más, Rivas Vaciamadrid en el este. El candidato de Izquierda Unida-Equo-Más Madrid, Pedro del Cura, volverá a dirigir el Ayuntamiento gracias al apoyo de los dos concejales de Podemos.

Zona norte

La zona norte, históricamente más dominada por los populares, ha dado un giro a la izquierda tras los resultados del 26-M. Si bien los comicios presagiaban que el bloque de la derecha podría mantener los principales ayuntamientos de la zona, los plenos de investidura han estado cargado de sorpresas y dos de las grandes plazas han pasado a manos del PSOE. El más significativo en ese sentido es San Sebastián de los Reyes, donde se esperaba un pacto a tres entre PP, Ciudadanos y Vox, pero no ha sido así.

Ayer por la mañana aún se seguía negociando la gobernabilidad de esta localidad, pero a mediodía, hora del pleno de investidura, se resolvió la incógnita: no se reeditó el acuerdo visto en la capital y en otros lugares como Valdemoro. Así, el socialista Narciso Romero recogió de nuevo el bastón de mando y reeditará su mandato, aunque esta vez en solitario. Hasta la fecha había gestionado el consistorio junto a Ganemos Sanse. Otra sorpresa que se decidió en el último instante fue Alcobendas, donde Ciudadanos entregó la alcaldía al PSOE tras no llegar a un acuerdo con el PP.

El honor del PP se salvó con Tres Cantos con una nueva mayoría absoluta. El popular Jesús Moreno, regidor durante la pasada legislatura, sacó once concejales, los mismos que son necesarios para la mayoría absoluta.