Corte en la mejilla y ceja que presenta el joven agredido
Alcorcón

Un portero de una discoteca le raja la cara a un joven: «Aquí no queremos maricones»

La agresión ocurrió la madrugada del domingo en la sala Jowke de Alcorcón

MADRIDActualizado:

Una noche de fiesta se convirtió en la peor experiencia de una joven pareja. Junto a un grupo de amigos, los chicos se dirigieron el sábado a disfrutar en la discoteca Jowke de Alcorcón, una de las salas de moda de la zona sur. Después de horas de bailes, risas y confidencias, D. D. y su novio abandonaron el local. A la salida, la pareja se dio un beso. Fue entonces cuando, según su versión, uno de los porteros de la dicoteca los agredió. D. D. recibió un puñetazo en la cara, que le provocó cortes en la mejilla y en la ceja izquierda. Los golpes homófobos que le propinó el personal de seguridad le dislocaron también el hombro y le causaron una luxación. «Salió detrás de nosotros al grito de: “¡Aquí no queremos maricones!”», relató el afectado.

Su prima, la actriz Andrea Duro, condenó la agresión en redes sociales: «Sigo alucinando con que en España y a estas alturas sigan ocurriendo cosas así», y recriminó a la discoteca la actuación de los empleados: «¿A qué clase de personas contratáis para velar por la seguridad de vuestros clientes?».

Representantes de la discoteca, por su parte, enviaron un comunicado en el que condenan lo ocurrido. «La empresa no discrimina por razón de raza, sexo o religión», manifestaron: «Somos los primeros interesados en investigar lo sucedido y recabar toda la información referente». Asimismo, aseguraron que tomarán «las medidas oportunas».

Según la asociación Arcópoli, se trata de la agresión homófoba número 201 que se recoge este año en la región.