Línea 1 de Metro: la ruta (casi) centenaria y más antigua de Madrid

Inaugurada en 1929, cerrará 25 de sus 33 estaciones cuatro meses a partir de mayo, para reformar su viejo túnel

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Línea 1, la más antigua de toda España, cerrará casi al completo desde finales de mayo hasta septiembre con el fin de reformar su viejo túnel. Serán 25 de las 33 estaciones las que se verán afectadas, entre Plaza de Castilla y Sierra de Guadalupe.

Pero la historia de este primer tramo del suburbano, que está a punto de cumplir un siglo de vida, arrancó echó a andar en 1919. Entonces tenía una longitud de 3,48 kilómetros y contaba con ocho estaciones en su trazado: Cuatro Caminos, Ríos Rosas, Martínez Campos, (actual Iglesia), Chamberí, Glorieta de Bilbao, Hospicio (actual Tribunal), Red de San Luis (actual Gran Vía) y Puerta del Sol. Un recorrido que se hacía en poco más de 10 minutos. Un gran avance para los comienzos del siglo XX, teniendo en cuenta que el tranvía tardaba casi el triple.

La inauguración, el 17 de octubre de 1919 fue todo un acontecimiento y contó con la presencia del rey Alfonso XIII. La primigenia línea partía de la Glorieta de Cuatro Caminos, y discurría bajo las calles de Santa Engracia, Luchana, Fuencarral y Montera, hasta la Puerta del Sol.

Ampliaciones

Después, el suburbano fue ampliándose poco a poco. El primer proyecto de ampliación se ultimó el 26 de diciembre de 1921, cuando se inauguró un nuevo tramo, prolongando la línea hacia el sur desde la Puerta del Sol y bajo las calles de la Magdalena y Atocha hasta la estación de Mediodía, actual estación de Atocha.

El 8 de mayo de 1923 se prolongó bajo la Avenida Ciudad de Barcelona, hasta desembocar en el Puente de Vallecas, al inicio de la Avenida de la Albufera. Otro de los momentos históricos tuvo lugar el 1 de febrero de 1961, con la entrada en funcionamiento de la prolongación al Norte, desde la calle Bravo Murillo hasta la Plaza de Castilla, con dos nuevas estaciones. La línea 1 ha mejorado sus conexiones con otros medios de transporte entre los años 1986 y 1999. En 1988 se abrió la estación Atocha-Renfe, que comunicaba de forma subterránea con el nuevo complejo de Cercanías y la estación terminal de largo recorrido de Puerta de Atocha.

De 15 céntimos a 1,50 euros

El primer billete de Metro tenía un precio de 15 céntimos por trayecto. El horario de funcionamiento era desde las 6.20 de la mañana hasta pasadas las 2.00 de la madrugada. Ahora cuesta 1,50.

Cuando se inauguró, la compañía sólo contrataba a mujeres solteras con la excusa de las muchas horas de dedicación que suponía trabajar en este nuevo medio de transporte.